fbpx

TENS Fisioterapia

¿Cuántas veces hemos ido a la consulta de Fisioterapia, y nos han puesto un aparato que llamaban TENS y daba descargas? Es muy frecuente el uso de estos aparatos por los fisioterapeutas, pero ¿para que sirven?

Los equipos de electroestimulación pueden tener diferentes aplicaciones y usos. Os mostramos los más frecuentes:

TENS EN EL TRATAMIENTO DE FISIOTERAPIA DEL DOLOR

Efecto analgésico de las corrientes eléctricas

Uno de los más importantes avances en la investigación del dolor, consistió en el descubrimiento de que, las señales del dolor emitidas por los receptores nerviosos, pueden ser neutralizadas mediante impulsos eléctricos antes de que lleguen al cerebro.

A la estimulación eléctrica del nervio periférico con electrodos de superficie a través de la piel mediante equipos portátiles, se la conoce bajo el nombre de T.E.N.S. (transcutaneous electrical nerve stimulation).

Desde el año 1.970, fecha en la que aparecieron los primeros T.E.N.S. portátiles, el empleo de la analgesia eléctrica se ha ido incrementando día a día gracias a su sencillez de manejo, eficacia y carencia de efectos indeseados.

Eficacia

En sus inicios, la analgesia eléctrica solo era empleada tras el fracaso de otros tratamientos convencionales. No obstante, su eficacia, su facilidad de manejo, su carencia de efectos secundarios, la han convertido en un tratamiento de primera línea.

En todo caso, para asegurarse el éxito del tratamiento, es importante contar previamente con un diagnóstico acertado sobre la causa y el origen del dolor. De no ser así, resultará muy difícil que acertemos a la hora de elegir el método de estimulación más adecuado y, mucho menos, que situemos los electrodos adecuadamente.

Indicaciones

En principio, se puede tratar con TENS cualquier cualquier tipo de dolor agudo o crónico desde la fisioterapia. Suele usarse de frecuentemente en:

1. Dolores de origen neurológico:

  • Polineuropatías sensitivas.
  • Lesiones traumáticas del nervio periférico.
  • Dolor por desaferenciación (amputados, miembro fantasma).
  • Lumbociática
  • Neuralgia cérvico-braquial
  • Dolor dental.
  • Cefalea.

2. Dolores de origen músculo-esquelético:

  • Artritis Reumatoide y otras artritis.
  • Patología de partes blandas.
  • Dolor vertebral (cervicalgia, lumbalgia).
  • Síndromes miofasciales.
  • Fracturas y secuelas de las mismas.
  • Lesiones deportivas menores.

3. Dolor postquirúrgico:

  • Toracotomía.
  • Cirugía ortopédica (prótesis articulares, operaciones de columna).

4. Dolor asociado a neoplasias.

5. Dolor del parto.

Por contra, el tratamiento de TENS en fisioterapia no está recomendado en:

  • Dolores de localización amplia o difusa. Es decir, que afectan zonas grandes o diferentes zonas del cuerpo.
  • Dolor de origen central, como el talámico, aunque se ha comunicado algún caso de alivio en esclerosis múltiple.
  • Neuropatías metabólicas, alcohólica o diabética.
  • Dolor perineal y vaginal.
  • Dolor asociado a lesión medular.

Aplicaciones

Cervicalgias

Muchas de las cefaleas por estrés suelen estar asociadas a una contractura muscular en la zona cervical, en la mayoría de los casos causada por la tensión del trabajo, malos hábitos posturales, etc.

Su tratamiento mediante estimulación eléctrica está plenamente indicada y resulta de una eficacia sorprendente.

Síndrome temporo mandibular o ATM

El tramaiento de ATM con TENS, se lleva acabo en dos fases.

a) En la primera fase, se aplica la modalidad de media frecuencia, al objeto de conseguir un efecto analgésico. La posición de los electrodos es idéntica a la utilizada para el tratamiento de las cervicalgias, y puede durar de 15 a 20 minutos.

b) A continuación, se inicia la segunda fase del tratamiento, cuyo objetivo es conseguir la descontracturación de los músculos que intervienen en la masticación a fin de intentar eliminar la causa que origina el dolor, aplicando los electrodos en los lados de la cara, a la altura del trago del maxilar y sobre la nuca.

Ciática

La técnica para el tratamiento de la ciática con TENS consiste en aplicar los dos electrodos de uno de los canales paravertebralmente sobre la zona lumbar y los otros dos electrodos del otro canal en el trayecto del ciático. El tamaño de 50×50 mm., puede ser adecuado para los electrodos de ambos canales, si bien, la utilización de electrodos de 50×100 mm. en el trayecto del ciático amplia considerablemente la superficie estimulada del nervio.

Cuando el dolor se presente asociado a un proceso inflamatorio, los electrodos pueden impregnarse de algún tipo de gel anti-inflamatorio retirando previamente el hidrogel auto-adhesivo que los cubre.

Lumbalgia

El tratamiento de las lumbalgias con TENS, se realiza en baja frecuencia, en sesiones que pueden durar entre de 20 minutos y media hora. No obstante, en procesos agudos, las sesiones pueden prolongarse más tiempo.

Las sesiones por la mañana, inmediatamente antes de levantarse de la cama, suelen garantizar un alivio importante durante el resto del día.

Cuando el dolor se presente asociado a un proceso inflamatorio, Los electrodos pueden impregnarse de algún tipo de gel anti-inflamatorio retirando previamente el hidrogel auto-adhesivo que los cubre. Los electrodos se pueden situar de diferentes maneras, las más utilizadas son:

  1. Estimulación paravertebral: Consistente en situar los cuatro electrodos de 50×100 mm. paravertebralmente sobre la zona lumbar conectando los canales de forma cruzada.
  2. Estimulación clásica: En esta técnica, los electrodos de cada canal van situados a un mismo lado de la columna (pase el ratón sobre la ilustración).

La epicondilitis lateral, más conocida como “codo de tenista”, se produce en la inserción de los tendones de los músculos extensores de la muñeca en el epicóndilo lateral del codo.

La analgesia eléctrica con TENS, se incluye en la mayoría de los protocolos de tratamiento de lesiones deportivas que, como ésta, llevan asociada una inflamación de los tendones.

El tratamiento, se realiza a media frecuencia, situando los electrodos en la posición que se muestra en la ilustración.

 

Tendinitis del tendón de Aquiles

Tendinitis del tendón de Aquiles

La analgesia eléctrica con TENS, está plenamente indicada para el tratamiento del dolor en este tipo de lesiones.

El tratamiento, se realiza en media frecuencia, situando los electrodos en la posición que se muestra en la ilustración.

 

La estimulación eléctrica en la artritis reumatoide, provoca un incremento de la temperatura articular y una reducción de la presión y del volumen del líquido sinovial, así como del contaje de leucocitos. Son recomendables las aplicaciones después de un largo periodo de inmovilidad, por ejemplo, antes de levantarse de la cama.

Las sesiones, pueden iniciarse en el método de media frecuencia a anchura y frecuencia variables, durante 20 o 30 minutos. Si el paciente tiene musculatura espástica, se suele prolongar el tratamiento a baja frecuencia.

La estimulación eléctrica en la artosis provoca un incremento de la temperatura articular y una reducción de la presión y del volumen del líquido sinovial, así como del contaje de leucocitos. Son recomendables las aplicaciones después de un largo periodo de inmovilidad, por ejemplo, antes de levantarse de la cama.

Las sesiones, pueden iniciarse en el método de media frecuencia a anchura y frecuencia variables, durante 20 o 30 minutos. En enfermos con musculatura espástica, prolongar el tratamiento a baja frecuencia.

 

El dolor de hombro, puede venir motivado por diferentes causas, la mayoría son problemas periarticulares , es decir, estructuras que rodean la articulación y no la articulación en sí, como por ejemplo: la Bursitis subacromial o Tendinitis del supraespinoso, la Capsulitis adhesiva o hombro congelado, un pinzamiento nervioso o una Artritis de la articulación esternoclavicular.

En cualquier caso, el TENS es siempre un remedio adecuado para aliviar el dolor de hombro cuando viene motivado por cualquiera de las causas expuestas con anterioridad.

El tratamiento, se realiza en media frecuencia, situando los electrodos en la posición que se muestra en la ilustración.

 

La mayor parte de los dolores de espalda tienen su origen en un problema muscular o reumatológico que, en cualquiera de los casos, susceptible de ser tratado con TENS.

El tratamiento, se realiza en media frecuencia, situando los electrodos en la posición que se muestra en la imagen.

Cuando el origen del dolor, provenga de una contractura muscular, el tratamiento puede complementarse con una sesión a baja frecuencia reposicionando los electrodos en función de cual sea el músculo enfermo.

Fuentes: TENS

 

 

3 Comments

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

×

Hola!

Haga clic en la imagen de debajo si quiere enviarme un Whatsapp, o póngase en contacto conmigo por email en  hola@fisiodanielutrilla.com

×