Cómo y cuándo usar TENS en Fisioterapia

Cómo y cuándo usar TENS en Fisioterapia

¿Cuántas veces hemos ido a la consulta de Fisioterapia, y nos han puesto un aparato que llamaban TENS y daba descargas? Es muy frecuente el uso de estos aparatos por los fisioterapeutas, pero ¿para qué sirven?, ¿podemos usarlos nosotros en casa? Los equipos de electroestimulación pueden tener diferentes aplicaciones y usos. Por ejemplo, se ha demostrado que el uso del TENS es eficaz para el dolor de hombro, dolor de espalda, tendinitis, TENS para el dolor de rodilla, etc. Os mostramos los más frecuentes:

¿Qué es el TENS?

Si buscamos la definición sencilla, el TENS es un equipo de electroestimulación que, en fisioterapia, se utiliza principalmente para disminuir el dolor. Además, en función de los programas y las ondas que tenga el aparato TENS utilizado, puede usarse también para estimulación muscular (gimnasia pasiva) o incluso en el tratamiento de la incontinencia.

¿Cómo funciona un TENS?


Aunque habitualmente con TENS nos referimos al aparato de electroestimulación, en realidad estamos hablando de una técnica en sí misma. TENS es la abreviación de «Estimulación Nerviosa Eléctrica Transcutánea» o Transcutaneous Electrical Nerve Stimulation (TENS). Este tipo de terapia consiste en aplicar corrientes eléctricas a través de electrodos de superficie, pegados a la piel, para tratar o eliminar el dolor.

El uso de TENS en fisioterapia es muy frecuente, sobretodo en combinación con otras técnicas terapéuticas. Los impulsos dolorosos se transmiten a la médula mediante fibras subcutáneas (delta). El TENS crea una hiperestimulación de las fibras sensitivas que bloquea la transmisión sináptica de las fibras a nivel medular. Esto causa la estimulación de las neuronas descendentes y afecta a la transmisión del dolor.

¿Sirve el TENS para aliviar el dolor?

Uno de los avances más importantes que se han hecho en la investigación del dolor, fue el descubrimiento de que, las señales del dolor, pueden neutralizarse con impulsos eléctricos. La estimulación eléctrica de los nervios periféricos, con electrodos de superficie, es lo que comúnmente conocemos como TENS (Estimulación Eléctrica Transcutánea del Nervio), No fue hasta 1970 que aparecieron los primeros aparatos TENS portátiles (Aquí puede encontrar una revisión sobre los mejores TENS portátiles actuales, y mi opinión como fisioterapeuta sobre aquellos que he podido probar). Desde entonces, el uso del TENS para el tratamiento del dolor no ha parado de crecer, gracias a:

  • la sencillez del aparato,
  • el fácil manejo del mismo,
  • la eficacia del tratamiento con TENS,
  • y a que, a diferencia de otros tratamientos del dolor, como los fármacos, el TENS carece de efectos secundarios. 

¿Es eficaz el uso del TENS en Fisioterapia?

En sus inicios, la analgesia eléctrica (es decir, el TENS) solo se usaba si fracasaban otros tratamientos convencionales. No obstante, las características que hemos mencionado antes han hecho del TENS uno de los tratamientos más utilizados en fisioterapia para el manejo del dolor. Esto se debe a que se ha demostrado que es eficaz para aliviar el dolor y que, además, carece de los efectos secundarios que pueden presentar otros métodos (como los fármacos, terapias invasivas, etc.)

En todo caso, para asegurarse el éxito del tratamiento, es importante tener un buen diagnóstico. De no ser así, será muy difícil que acertemos a la hora de elegir el método de estimulación más adecuado (TENS o EMS) y, mucho menos, que situemos los electrodos adecuadamente.

¿Qué dolores podemos aliviar con el TENS?

En principio, se puede tratar con TENS cualquier cualquier dolor agudo o crónico desde la fisioterapia. Suele usarse de frecuentemente en:

atm

Dolor de origen neurológico

  • Polineuropatías sensitivas.
  • Lesiones traumáticas del nervio periférico.
  • Dolor por desaferenciación (amputados, miembro fantasma).
  • Lumbociática
  • Síndrome piramidal
  • Neuralgia cérvico-braquial
  • Dolor dental.
  • Cefalea.
esguince muñeca

Dolor músculo-esquelético:

fisioterapia-traumatologica

Dolor postquirúrgico

Además, el uso de TENS en fisioterapia puede ayudar con:

  • Dolores de localización amplia o difusa. Es decir, que afectan zonas grandes o diferentes zonas del cuerpo.
  • Dolor de origen central, como en esclerosis múltiple.
  • Neuropatías metabólicas, alcohólica o diabética.
  • Dolor perineal y vaginal.
  • Dolores asociados a lesión medular.

Cómo poner el TENS según el dolor

Cervicalgia

Las contracturas en las cervicales suelen ser las causantes de muchos dolores de cabeza. En muchos de estos casos, estas contracturas están ocasionadas por el estrés, mala higiene postural, malas posturas al dormir, etc. En estos casos, el tratamiento con estimulación eléctrica está indicado y es muy eficaz.

Síndrome Temporo Mandibular o ATM

El tramtamiento de la ATM con TENS, se lleva acabo en dos fases.

a) En la primera fase, se aplica la modalidad de media frecuencia, para conseguir un efecto analgésico. La posición de los electrodos es idéntica a la utilizada para el tratamiento de las cervicalgias, y puede durar de 15 a 20 minutos.

b) A continuación, se inicia la segunda fase del tratamiento, para descontracturar los músculos de la zona. Estos músculos son los que intervienen en la masticación, de modo que al descontracturarlos, eliminamos la causa del dolor. Para ello, aplicamos los electrodos en ambos lados de la cara, a la altura del trago del maxilar y sobre la nuca.

Tens para el dolor de rodilla

En fisioterapia, el TENS para el dolor de rodilla es muy utilizado. Es eficaz para aliviar el dolor, proceda de donde proceda. Es decir, el TENS es eficaz para el dolor de rodilla ya sea por un desgarro del ligamento cruzado, por una bursitis en el tendón rotulado, por un esguince, por daño en el cartílago o dolor en la articulación de la rodilla. Esto se debe a que la aplicación de Electroestimulación en la rodilla ayuda a fortalecer los músculos que la componen, así como reactivar el flujo sanguíneo para aliviar el dolor en la articulación de la rodilla. Al conseguir una mejor circulación y el fortalecimiento de los músculos de las piernas, hacemos que la rodilla se vea favorecida, y podamos recuperar la movilidad sin dolor. Además, no es necesario que tratemos específicamente con TENS los músculos de la rodilla, sino que podemos aplicar la corriente en el resto de la espalda, con una frecuencia EMS, aumentando el fortalecimiento de todos los músculos, y estabilizando así la rótula y el ligamento de la rótula.

Para hacer un tratamiento efectivo con el TENS del dolor de rodilla hay que colocar los electros de una manera específica. Podemos usar cuatro electrodos «normales» o un electrodo especial diseñado para rodilla. Este tipo de electrodos especiales, se adaptan a la rodilla, haciendo que la aplicación del TENS sea más cómoda y efectiva.

Ciática

La técnica para el tratamiento de la ciática con TENS consiste en poner los dos electrodos de uno de los canales, paravertebralmente, sobre la zona lumbar, y los otros dos electrodos del otro canal en el trayecto del ciático. El tamaño de 50×50 mm, puede ser adecuado para los electrodos de ambos canales. Aunque, los electrodos de 50×100 mm., en el trayecto del ciático, amplia considerablemente la superficie estimulada del nervio.

Si el dolor se acompaña de inflamación, los electrodos se pueden impregnar con algún gel anti-inflamatorio, retirando previamente el hidrogel auto-adhesivo que los cubre.

Tens para dolor de espalda baja o Lumbalgia

El tratamiento de las lumbalgias con TENS, se realiza en baja frecuencia, en sesiones que pueden de 20-30 minutos. Aun así, en procesos agudos, las sesiones pueden prolongarse más tiempo. Al ser una técnica sin efectos secundarios, es segura para usarse también en las lumbalgia producidas por el embarazo.

Las sesiones por la mañana, inmediatamente antes de levantarse de la cama, suelen garantizar un alivio importante durante el resto del día.

Al igual que en la ciática, si el dolor se acompaña de inflamación, se puede sustituir el gel de los electrodos por otro antiinflamatorio.

Los electrodos se pueden situar de diferentes maneras, las más comunes son:

  1. Estimulación paravertebral: Colocando los cuatro electrodos de 50×100 mm. paravertebralmente sobre la zona lumbar conectando los canales de forma cruzada.
  2. Estimulación clásica: En esta técnica, los electrodos de cada canal van situados a un mismo lado de la columna.

Uso del TENS para Codo de tenista

La epicondilitis lateral, o «codo de tenista», se produce en la inserción de los tendones de los músculos extensores de la muñeca con el epicóndilo lateral del codo.

La analgesia eléctrica con TENS, esta indicada para las lesiones deportivas que, como ésta, llevan asociada una inflamación de los tendones.

El tratamiento, se realiza a media frecuencia.

Tendinitis del tendón de Aquiles

La analgesia eléctrica con TENS en fisioterapia, está plenamente indicada para el tratamiento del dolor en este tipo de lesiones.

El tratamiento, se realiza en media frecuencia, situando los electrodos en la posición que se muestra en la ilustración.

TENS para Artritis y Artrosis

La estimulación eléctrica puede ayudar a disminuir el dolor en la artritis reumatoide y en la artrosis, una de las patologías más frecuentes en personas mayores o personas con un desgaste grande debido al trabajo. Esto se debe a que, al aplicar estimulación eléctrica, se provoca un incremento de la temperatura articular y una reducción de la presión y del volumen del líquido sinovial. Es recomendable utilizarlo después de un largo periodo de inmovilidad, por ejemplo, antes de levantarse de la cama.

Las sesiones, pueden iniciarse en media frecuencia, con anchura y frecuencia variables, durante 20 o 30 minutos. Si el paciente tiene musculatura espástica, se suele prolongar el tratamiento a baja frecuencia.

Otro de los tratamientos eficaces para disminuir el dolor en la artritis y en la artrosis es la magnetoterapia.

Tens para el Dolor de hombro

tens hombro

El dolor de hombro, puede venir motivado por diferentes causas, la mayoría son problemas de las estructuras que rodean la articulación y no la articulación en sí, como por ejemplo: la Bursitis subacromial o Tendinitis del supraespinoso, la Capsulitis adhesiva o hombro congelado.

En cualquier caso, el TENS es siempre un remedio adecuado para aliviar el dolor de hombro, cuando viene motivado por cualquiera de las causas expuestas con anterioridad. Esto se debe a que el tratamiento de TENS en el hombro nos permite relajar y aflojar los músculos del hombro. Además, estimula y reactiva la circulación de la sangre, haciendo que llega un mayor número de nutrientes al tejido. También es muy útil el TENS para el dolor crónico del hombro. El uso habitual de un TENS portatil ha demostrado ser eficaz para relajar el hombro y disminuir el dolor.

tens-electrodos-hombro

El tratamiento del hombro con TENS, se realiza en media frecuencia, situando los cuatro electrodos en la posición que se muestra en la ilustración. También podemos encontrar unos electrodos especiales para hombro (compatibles con electroestimuladores de la misma casa, como este), con forma de media luna, que facilitan la colocación. No son imprescindibles, ya que, como comentamos, siempre podemos colocar los 4 electrodos habituales en la posición que aparece en la imagen superior.

Para que el tratamiento sea eficaz, aparte de programar el TENS para el hombro en media frecuencia, habría que usarlo durante al menos 40 minutos para percibir una disminución real del dolor. Además, es recomendable no usar siempre el mismo programa, sino combinar entre los de alivio del dolor y los de relajación, para conseguir un efecto completo.

Si quieres saber qué ejercicios hacer para eliminar el dolor de hombro, pincha aquí.

Dolor en el manguito rotador

Aquellos tendones y músculos que tenemos en el hombro, alrededor de la cabeza del húmero, se llaman manguito rotador. Estos músculos y tendones suelen ser propensos a sufrir lesiones y a tensarse en exceso, ya sea por hacer deporte o por signos de desgaste en la vejez. Cuando nos diagnostican un desgarro del manguito rotador, es porque el tendón ha llegado a romperse, y debe ser tratado por profesionales sanitarios. Cuando tenemos dolor en la zona del manguito rotador, pero es debido a la irritación y sobrecarga (no a un desgarro), el TENS puede ser de mucha ayuda. En este caos, nos puede ayudar a disminuir el dolor, así como a destensar y relajar la zona del manguito rotador.

Uso de calor para aumentar el efecto del TENS

La terapia térmica es una excelente propuesta para usar junto al TENS ya que promueve la circulación sanguínea y relaja los músculos. De hecho, hay numerosos electroestimuladores TENS que ya incorporan la aplicación de calor entre sus funciones.

Combinar TENS con aplicación de calor está especialmente recomendado para aliviar los dolores musculoesqueléticos, así como para el dolor menstrual y el dolor del parto. Para aplicar calor, podemos hacer uso de sacos de semillas o cojines térmicos de barro (que distribuyen el calor de modo más uniforme), bolsas de agua caliente, parches de calor, mantas eléctricas, etc.

Fuentes: TENS
Share

Comparte este post

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

También te podría interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.