Magnetoterapia: qué es y qué contraindicaciones tiene

Magnetoterapia: qué es y qué contraindicaciones tiene

Hoy vamos a hablar sobre la Magnetoterapia, un tipo de terapia que está cada vez más en boga en fisioterapia. La magnetoterapia tiene una gran eficacia para tratar las afecciones músculo-esqueléticas y muy pocas contraindicaciones. Al principio sólo se usaba para problemas óseos (de los huesos). Sin embargo, actualmente se ha ampliado su uso y se puede usar para problemas circulatorios, musculares, linfáticos, como tratamiento analgésico, etc. Esto es debido a que se ha visto que es altamente eficaz regenerando los tejidos dañados, gracias a los cambios fisiológicos que provoca en nuestro cuerpo.

Hoy vamos a hablar sobre el uso de magnetoterapia en fisioterapia, y el por qué es una técnica cada vez más utilizada y recomendada por los fisioterapeutas. Sin ir más lejos, es uno de los aparatos que yo suelo recomendar a mis pacientes ante edemas óseos.

¿Qué es y para qué sirve la Magnetoterapia?

La magnetoterapia es una terapia que se basa en el uso de campos magnéticos estáticos o permanentes sobre el cuerpo del paciente. En realidad su forma de actuar y de usarla es más sencilla de lo que parece: los campos magnéticos se generan a través de unos imanes. Estos imanes serán de alta o baja frecuencia en función del tipo de dolencia que queramos tratar, y aliviaran el dolor y regenerarán los tejidos afectados.

Magnetoterapia qué es y contraindicaciones
Imagen extraída de Topdoctors.es

La magnetoterapia de alta y baja frecuencia es capaz de funcionar y hacer efecto gracias a que en nuestro cuerpo tenemos una gran cantidad de iones libres que cuando se someten a la influencia de un campo magnético, aumentan su movimiento, actuando sobre el tejido óseo, el sistema linfático, los músculos, etc.

La megnetoterapia es muy eficaz para tratar el dolor producido por la inflamación de los tejidos, aunque se puede usar en una gran variedad de patologías gracias a sus escasos efectos secundarios. Aun así, como os comentaremos más adelante, no es una técnica indicada en pacientes con marcapasos, cáncer o mujeres embarazadas.

La Magnetoterapia es una técnica muy eficaz, fácil de usar y con muy pocas contraindicaciones.

¿Qué efecto produce la magnetoterapia?

  1. Efecto analgésico: la magentoterapia es muy eficaz aliviando el dolor. Permite atajar el dolor desde el primer momento, potenciando la rápida recuperación y alivio del paciente. Este efecto analgésico se produce por múltiples vías. Por ejemplo, desinflama y relaja la musculatura, aliviando así el dolor que produce esta inflamación.
  2. Regeneración acelerada del tejido óseo: Gracias a la acción que tiene sobre los osteoblastos, la magnetoterapia produce un efecto acelerado de regeneración de las células que generan el hueso.
  3. Efecto vasodilatador: este tipo de terapia produce un aumento de la circulación y un ligero aumento de la temperatura, aumentando así el riego de los tejidos. Esto ayuda a disminuir la inflamación y a reestablecer la circulación en los tejidos dañados.
  4. Efecto antiinflamatorio: Gracias a la aplicación de campos magnéticos de baja frecuencia, se produce un aumento de la circulación, que a su vez produce un efecto antiinflamatorio.
  5. Relajación de la musculatura: Los campos magnéticos actúan sobre el sistema simpático disminuyendo el tono muscular. Al principio, el efecto relajante de la magnetoterapia puede ser sólo local, pero según avanza el tratamiento, se genera un efecto amplio sobre todo el sistema nervioso central. De esta manera, conseguimos relajar los músculos de manera generalizada.
  6. Regeneración de los tejidos: Los campos magnéticos estimulan la producción de colágeno, la formación de vasos sanguíneos y de tejido óseo. Si conseguimos mejorar la circulación, eliminando correctamente las sustancias de desecho, ayudaremos al cuerpo a activar su capacidad de regeneración al máximo.
  7. Efecto sobre el tejido óseo: La magnetoterapia es también muy eficaz sobre la artrosis y la osteoporosis. Gracias a los campos magnéticos, es capaz de generar en el tejido óseo corrientes eléctricas de baja intensidad, que incitan a incrementar la producción de hueso en la zona afectada.

¿Cuánto tiempo tarda en hacer efecto la magnetoterapia?

Para que el tratamiento de magnetoterapia sea eficaz, hay que ser muy continuo, usarlo casi a diario, mínimo unos 5 días a la semana. Como ya hemos comentado en otros posts, la duración del tratamiento varía mucho de las patologías, siendo unas 15-20 sesiones para patologías agudas, 60-90 sesiones para patologías crónicas y para patologías cómo un edema óseo, puede oscilar sobre las 30-60 sesiones. La mayoría de los programas instalados en los aparatos de magnetoterapia duran unos(lo que sería cada sesión) 30-60 minutos.

Una de las grandes facilidades que da, es que la puedes poner cuando quieras. Sí posees un equipo portátil, te la puedes poner viendo la tele, utilizando el ordenador o en la misma cama. Unicamente sabiendo donde se coloca y el programa, podemos empezar a utilizarlo.

Para poder notar el efecto de la magnetoterapia, hay que ser muy constante con su uso. Hay que usar el aparato casi a diario, durante mínimo 2 semanas.

¿Qué contraindicaciones tiene?

Como hemos comentado anteriormente, la magnetoterapia es una técnica muy eficaz y con muy pocas contraindicaciones. Es válida para muchas patologías y casi todo tipo de pacientes. Si tuviéramos que hacer una lista de las principales contraindicaciones de la magnetoterapia, sería:

  • Embarazo: A pesar de no estar estudiado y demostrado, no se recomienda su uso en mujeres embarazadas, especialmente en los primeros meses del embarazo, cerca del abdomen.
  • Cáncer: Se descarta totalmente su uso en patologías tumores debido al aumento de la vasodilatación y de trofismo.
  • Patologías cardiovasculares: En este caso, se recomienda hablar previamente con su médico, ya que no en todas estas patologías esta descartado. También depende de otros factores, como por ejemplo si la patología esta controlada o esta bajo un cambio de medicación.
  • Marcapasos: Debido a la acción de los imanes, se descarta completamente su uso en tórax y hombros.

Resumiendo, la magnetoterapia resulta ser una técnica con muy pocas contraindicaciones, nada invasiva, que no causa dolor y muy eficaz para aliviar el dolor del paciente. Además estimula el organismo en el proceso de regeneración y es muy fácil de aplicar en casa.

La eficacia del tratamiento es de larga duración, siendo además uno de los pocos equipos que tiene un gran poder de penetración y se puede mantener un uso prolongado.

Si estás pensando en comprar un aparato de magnetoterapia, ya que por el tipo de patología que tienes te sale mejor comprarlo que hacer muchas sesiones de fisioterapia, no te pierdas nuestro próximo post.

Share

Comparte este post

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

También te podría interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *