fbpx
Hernia inguinal observando el paso del intestino por el conducto inguinal

Hernia Inguinal

La hernia inguinal es una patología en la que el intestino atraviesa las capas que lo envuelven. Esto crea lo que comúnmente llamamos un “bulto” en la ingle o en el escroto. Esta patología puede ser desde asintomática hasta mortal, teniendo que operarse en caso de necesidad.

La hernia inguinal suele darse de manera bilateral en hombres mayores de 60 años. Frecuentemente con antecedentes de hipertensión o diabetes, que suelen hacer sobresfuerzos y tener vidas sedentarias..

¿cómo se puede generar una hernia inguinal?

Entre los esfuerzos que pueden predisponer a la aparición de una hernia inguinal, podemos encontrar el levantamiento de peso, el hacer fuerza para orinar, defecar o toser. Estas y muchas otras acciones provocan un aumento de la presión intraabdominal.

Al aumentar la presión intrabdominal, las zonas más débiles de la pared abdominal. Debido a esto, se puede producirse un desgaste y un abombamiento, pudiendo llegar a romperlo, permitiendo salir al intestino de manera parcial.

Otro factor importante en esta patología, es el estado de la musculatura abdominal profunda y su correcta activación al realizar movimientos.


El “bulto” que aparece en una hernia inguinal, es capaz de modificarse dependiendo de la posición de la persona. Al estar de pie, normalmente se puede apreciar mejor y cuando la persona se tumba, este puede disminuir o desaparecer.

El síntoma más común es la sensación de molestia o de pinchazo al hacer sobreesfuerzos .

Cuando se hace sobresfuerzos, debido a la presión que generamos en el abdomen, el intestino tiende a salir más del abdomen pero a su vez la musculatura tiende a activarse más, haciendo que se comprima más la parte del intestino que esta salido.

Hernia inguinal observando el paso del intestino por el conducto inguinal

¿Puede desaparecer esta sensación o hacerse peor?

Normalmente es una sensación que desaparece al paso de un rato. Sí la compresión se mantiene en el tiempo, se llama hernia estrangulada e interrumpe el aporte correcto de sangre a parte del intestino. En este caso, se puede producir una necrosis del intestino, pudiendo ser mortal para la persona.

Cuando llegamos a este caso, la única solución es la operación, ya que estaría en juego la vida del paciente. Las técnicas quirúrgicas más empleadas para este caso en los últimos años, son la Nyhus y la Lamparoscópica.

.

Cirugía en una hernia inguinal

¿cómo pueden pasar desapercibidas?

Muchas de las hernias inguinales, se han generado por un sobreesfuerzo, la persona ha notado un pinchazo. Con el paso de un par de días, ha desaparecido la sensación y solo da alguna señal al hacer sobreesfuerzos de alta intensidad.

Con el tiempo se detectan porque se hacen más grandes y empiezan a dar de nuevo sintomatología. También se pueden observar al realizar pruebas para otros problemas como una ecografía o una tomografía computarizada.

¿Cómo prevenir esta patologíA?

Para prevenir esta patología, es necesario ser más consciente de nuestro propio cuerpo. Cuando hacemos sobreesfuerzos, solemos hacerlo en malas posiciones y sin la preactivación abdominal necesaria. Cuando vamos a levantar un peso hay que asegurarse de trabajar con todo el cuerpo. Es necesario utilizar piernas, espalda y brazos de manera coordinada para que ninguno de estos por separado se lleve toda la carga.

La posición en la que cogemos el peso es fundamental cuando cogemos pesos muy altos. Esta posición de partida tiene que ser una en la que la estructuras no estén demasiado forzadas o en máxima tensión.

Cada posición dependerá de las circunstancias y del objetivo de la acción, a la vez que puede depender de la fisiología de cada persona, del autoconocimiento de cada persona y de la experiencia de cada uno con los sobreesfuerzos.

Cuando hablamos de la preactivación, me refiero a crear una tensión abdominal antes de hacer el ejercicio. Para producir esta preactivación, hay que aprender a activar el suelo pélvico y el musculo abdominal profundo transverso para crear una tensión muscular que sujete correctamente a las vísceras durante la realización del esfuerzo.

Activación de transverso abdominal tumbado

¿Cómo se trata una hernia inguinal?

En la actualidad, cuando las hernias inguinales son sintomáticas, solo existe la operación como método de tratamiento para solucionarlas. En este caso, se cierran o se cosen, y poniendo refuerzos para que no vuelva a salir.

Mediante la Fisioterapia, se puede hacer varias cosas

-Trabajar la prevención de hernias inguinales, o evitar su aumento.

-Disminuir el dolor y la inflamación. Las hernias inguinales en estado agudo después de producirse o de haber hecho un sobreesfuerzo, generan dolor e inflamación.

Los fisioterapeutas podemos reducir la inflamación con métodos físicos, como electroterapia con metodología Indiba, ultrasonidos o masaje circulatorio, y relajar la musculatura que se tensa mediante terapia manual.

¿Qué suelo encontrarme en mi práctica clínica?

En mi práctica clínica, he visto muchas imágenes ecográfícas compatibles con diagnósticos de hernias inguinales, que eran asintomáticas, y el motivo de consulta normalmente no tenía relación en apariencia con esta. Lo que tenían en común la mayoría de estas personas, era una falta de coordinación en la activación de la musculatura abdominal y un músculo abdominal transverso no tan fuerte como el resto.

El aprendizaje de la preactivación del músculo transverso y del suelo pélvico son, en mi opinión profesional, fundamental para que no aumenten las hernias o se produzcan.

Bibliografía: Scielo,

No Comments

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

×

Hola!

Haga clic en la imagen de debajo si quiere enviarme un Whatsapp, o póngase en contacto conmigo por email en  hola@fisiodanielutrilla.com

×