fbpx

Dolor de espalda al cargar a mi hijo

Dolor de Espalda por cargar niño a hombros

Dolor de espalda al cargar a mi hijo

¿Cuántos en la sala hemos sufrido de dolor de espalda al cargar a nuestros hijos?

Se acerca la esperadísima cabalgata de los Reyes Magos que tanta ilusión les hace a los/as pequeños/as de la casa, y por qué no admitirlo, a nosotros también. Generalmente, es un momento de muchas emociones, también de mucho frío (según la provincia en la que estemos), y, a veces, de mucho dolor. ¿Dolor? Sí, quien ha tenido que cargar durante horas a su pequeño/a a hombros para que puedan ver, puede sufrir las consecuencias durante las horas/días posteriores.

Dolor de Espalda por cargar niño a hombros
Imagen extraída de; Madre Reciente

¿Qué sufre más cuándo cargamos a nuestros hijos?

Hay varias zonas implicadas en la acción de cargar a nuestros hijos:

  • Los hombros
  • Las cervicales
  • Las lumbares

Al tener a los/as niños/as encima, se crea presión en los hombros, y además se genera tensión en la musculatura que sostiene a las cervicales. Además, al tener al peque encima, solemos echar la cabeza hacia adelante. Al adoptar esta musculatura, se acentúa aun más la tensión generada sobre la musculatura posterior del cuello. Tenemos que tener en cuenta que, además, los/as niños/as no suelen quedarse quietecitos encima nuestra… Cuando les cargamos, se convierten en un peso dinámico, que se mueve, salta, etc. encima nuestra. Cuando hacen esto, nuestro cuerpo tiende a compensar el peso que nos están moviendo de manera inesperada. Esto hace que se nos creen contracturas en los músculos que usamos para equilibrar tanto su peso como el nuestro.

Dolor de Espalda por cargar niño a hombros
Cabeza Adelantada
Ejemplo Adelantamiento de cabeza. Foto extraída de https://fisioterapia-madrid.es

Hay que tener en cuenta que, también, al estar mucho tiempo de pie, quietos y cargando con un peso extra en nuestros hombros, lo más normal es que se carguen también las lumbares.

¿Cómo podemos prevenir estas molestias?

El paso más sencillo para prevenir el dolor de espalda por cargar a nuestro/a hijo/a: no cargar con tu peque a hombros. Pero sabemos que no siempre es una opción: se cansan, quieren ver, se agobian si hay mucha gente… Entonces, si tenemos que cargar con ellos/as a hombros sí o sí, ¿Qué podemos hacer para evitar sufrir después las consecuencias?

  1. Si sabemos que vamos a vernos en esa situación sí o sí, sería recomendable calentar antes los hombros. Esto podríamos hacerlo moviendo los hombros en círculos, en movimientos de adelante a atrás, etc.
  2. Tenemos que tratar de estar más atentos a nuestro/a hijo/a que al espectáculo. De esta manera, si nuestro/a hijo/a se mueve de manera brusca y descompensa su peso de forma rápida y desproporcionada, podremos responder rápidamente. Tenemos que tratar, en la medida de lo posible, que nuestro cuerpo vaya en la misma dirección que se mueva él/ella. Por ejemplo: Si está a hombros y se echa hacia la derecha, tenemos que tratar de ir nosotros también hacia la derecha, siendo muy importante tratar de equilibrar el peso con las piernas. Es decir, si se mueve hacia la derecha, echaremos nuestro cuerpo hacia la derecha adelantando las rodillas hacia esa misma dirección.
  3. Al hacer cualquier giro o movimiento con nuestro tronco, y con el/la niño/a encima, meteremos la tripa.
  4. Tratar de no llevar nuestra cabeza hacia adelante, para evitar que se carguen las cervicales.
  5. Si vas a estar mucho tiempo de pie, en la misma posición, y con el/la niño/a encima, lo recomendable es ir cambiando el peso de rodilla a rodilla, para que vayamos reequilibrando el cuerpo y no se cargue siempre la misma zona de la espalda.
  6. Al acabar y llegar a casa, es recomendable hacer estiramientos de hombro, de trapecio superior y de brazos. Así trataremos de disminuir las molestias que pudieran aparecer.

¿Cómo podemos disminuir el dolor de espalda por cargar a nuestro/a hijo/a?

Supongamos que ya ha pasado la cabalgata (o cualquiera de las ocasiones que te hayan requerido cargar a tu peque a hombros mucho rato) y que ya estás sufriendo las consecuencias… ¿qué puedes hacer?

  • Si aun te encuentras en medio del evento y tienes que seguir cargando al peque, puedes bajarle y explicárselo. Trata de hacer descansos para no sobrecargar aun más la zona, y que pueda reponerse un poco.
  • Si estás cargando ya al niño/a y te está empezando a doler, trata de llevar los hombros hacia atrás. Notarás que te tira más, y que estás más cómodo si los llevas hacia delante. Pero es mejor para tu musculatura llevarlos un poco hacia atrás.
  • Si ya ha terminado el evento y estás en casa, puedes aplicar calor seco en la zona afectada. Para ello es recomendable usar los sacos de calor térmicos o parches de calor como el Thermacare (si no conoces estos parches y quieres más información sobre ellos, pincha aquí).
  • Descansa. Aunque sea obvio, trata de reducir al mínimo la carga de peso en esa zona, y trata de dejar que se repare por sí misma.

Si a pesar de hacer todo esto, ves que el dolor continua con la misma intensidad, o incluso aumenta, visita a tu fisioterapeuta para que pueda echarte una mano con las contracturas y/o con el resto de lesiones que se hayan podido producir. Además, podrás comentarle cómo te lo has producido, y podrá ayudarte y enseñarte ejercicios o maneras de evitar que te vuelva a ocurrir en el futuro.

Y tú, ¿has tenido alguna vez dolor de espalda por cargar a tu hijo/a?. ¿tienes algún truco para evitar que esto no ocurra, o que sea lo menor posible? Nos encantaría conocer vuestras experiencias.

Imagen de cabecera extraída del diario La Vanguardia.

No Comments

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

×

Hola!

Haga clic en la imagen de debajo si quiere enviarme un Whatsapp, o póngase en contacto conmigo por email en  d.estacioutrilla@hotmail.com

× ¿Cómo puedo ayudarte?
A %d blogueros les gusta esto: