Muchas veces hemos hablado en este blog sobre el lumbago o la lumbalgia. Hoy vamos a centrarnos en las características de esta dolencia, y sobretodo, en el tratamiento del lumbago.

¿Duele siempre en el mismo sitio?

El dolor en la zona baja de la espalda no siempre es en un punto específico, puede ser en varios, puede ser en una zona ancha, puede hacer como una banda de dolor, o puede ser toda la espalda pero con focos de más dolor.
Imagen de una mujer con dolor en la parte baja de la espalda.
Además hay que tener en cuenta de que en cada dolor de espalda dependiendo del origen puede causar más molestia en un momento u otro. Hay personas que les duele más agacharse, otras al girar hacia un lado, al cargar peso, otras al caminar, o al estar de pie.

¿Cuál es el tratamiento del lumbago?

Por fin llegamos a la pregunta del millón: ¿ Cómo aliviar el dolor lumbar? La forma de tratamiento del dolor de espalda depende en gran medida del origen. Es necesario localizar la estructuras que originan el dolor, y tratar tanto las consecuencias cómo el origen. Para que se entienda, muchas veces el dolor de espalda es muscular, pero cómo decíamos antes, puede venir de un problema en las vértebras lumbar o de falta movilidad en toda la columna. [/vc_column_text][vc_separator type=»transparent»][vc_single_image image=»17093″ img_size=»large» alignment=»center» onclick=»custom_link» qode_css_animation=»» link=»https://wa.me/34684059240?text=»][vc_separator type=»transparent»][vc_column_text] Cuando tenemos el dolor lumbar, lo primero que deberíamos de hacer es disminuir el dolor, la inflamación y la tensión muscular que casi siempre suele aparecer. Para el dolor y la inflamación, podemos utilizar en casa medidas antiinflamatorias como el frío (sobre todo en estado agudo), los medicamentos orales o de pomadas antiinflamatorias, u otros remedios naturales. Para la tensión muscular, se recomienda calor, relajantes musculares (en caso de existir una gran tensión) y descanso. A nivel de la Fisioterapia, se pueden utilizar masajes circulatorios, metodología Indiba, Tecar, onda corta, parafina, manipulaciones vertebrales, neurodinamia, drenaje linfáticos y movilizaciones accesorias, para desinflamar y producir analgesia. En cuanto a la tensión muscular se puede tratar con técnicas de energía muscular, punción seca, electrolisis percutanea intratisular, masajes de descarga muscular, técnicas miofasciales, ganchos, ventosas, técnicas de punto gatillo miofascial, y estiramientos. A su vez o después de esta primera actuación, hay que trabajar sobre la estructura que origina la lesión si no es el propio músculo. En este punto se depende del profesional sanitario. Sí es vertebral, hay que realizar movilizaciones accesorias de la columna, manipulaciones (sí existe una hernia discal, se puede manipular otros segmentos), metodología Mckenzie, Mulligan o Maitlan, y ejercicios de fortalecimientos. En el caso de un origen visceral, es recomendable ir al especialista en casos graves, hacer técnicas viscerofasciales, técnicas craneosacras, manipulaciones vertebrales, acupuntura y cambiar las rutinas que que afecten a esa víscera. Por ejemplo, a veces eliminar ciertas comidas o cambiar algunas rutinas pueden ser muy beneficiosos.

¿Se puede prevenir el lumbago?

Sí antes comentábamos que conocer el origen para el tratamiento era importante, para la prevención lo es todo. Muchas veces es mejor saber cómo prevenir que cómo aliviar el dolor lumbar. Para hacer una correcta prevención, hay que conocer el conjunto de factores que ha provocado el dolor de la parte baja de la espalda, ya que normalmente hay más de uno, a menos que haya sido por un golpe. Eliminar lo más posible todos estos factores (aunque la mayoría de veces es imposible), reduce considerablemente las recaídas. El mantenimiento cuando existe una lesión es fundamental para la calidad de vida y disminuir las bajas laborales. La mayoría de veces, el mantenimiento consiste en :
  • Ejercicios de fortalecimiento muscular, principalmente para el transverso del abdomen. Es importante fortalecer los multífidos lumbares (que se activan a la vez que el transverso), los gluteos (principalmente el medio y el mayor), y el suelo pélvico (sobre todo en mujeres y al activarlo, se activa el trasverso).
  • Hacerejercicios de movilidad y estiramientos: Es importante dar movilidad a la columna lumbar de manera específica y estirar su musculatura.
  • Ejercicios de propiocepción: La propiocepción es la gran olvidada en las rehabilitaciones. Es fundamental, ya que en nuestro día a día no podemos hacer todos los movimientos controlados. Al hacer movimientos no controlados hay que utilizar la coordinación muscular y se trabaja con la propiocepción.
  • Ejercicios de neurodinamia: sobre todo en problemas que afecten a los nervios de origen lumbar.
  • Correción postural: En nuestra sociedad, la mayoría de trabajos, los realizamos de manera automática, realizando la misma acción o en la misma posición durante mucho tiempo. Corregir posiciones y adaptar los puesto de trabajo para evitar lesiones es una obligación de las empresas y un derecho de los trabajadores.

¿Quieres saber más?

Tres tips para evitar el dolor de espalda ¿Quieres saber qué ejercicios están recomendados para la lumbalgia? ¿Te duele más la espalda desde que haces teletrabajo? ¿Qué es la lumbalgia? ¿Podemos evitarla? ¿Te duele la espalda después de tener relaciones? ¿Qué podemos hacer para aliviar el dolor de espalda o lumbago? Bibliografía: Pub med Imágenes extraídas de: Opkohealth, perderpeso,
Share

Comparte este post

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

También te podría interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *