¿Por qué un anciano deja de caminar?

Índice de contenidos

¡Hola a todos! En ocasiones, nos enfrentamos a la preocupante situación de que nuestras queridos ancianos dejan de caminar. Esta circunstancia no solo afecta al anciano en cuestión, sino que también genera estrés en toda la familia. Actualmente, fomentar la actividad física es como la mejor manera de mantener o recuperar la fuerza y el equilibrio, previniendo caídas y conservando la independencia. ¿Quieres saber por qué un anciano deja de caminar y cómo hacer que una persona mayor vuelva a caminar

¿Por qué un Anciano Deja de Caminar?

La inmovilidad, o pérdida de la capacidad de caminar, en personas mayores puede deteriorar significativamente su calidad de vida. Lamentablemente, es algo bastante común, afectando aproximadamente al 20% de los ancianos en países en vías de desarrollo.

Es crucial entender que cada anciano que deja de caminar es único y puede requerir un enfoque individualizado.

Existen diferentes razones por las que un anciano deja de caminar. Por suerte, muchas de ellas son tratables. Eso sí, hay que tener en cuenta que la falta de movilidad no siempre sigue un patrón único, ya que puede afectar tanto a personas totalmente independientes que de repente dejan de andar, como a aquellas personas mayores con un deterioro progresivo de su capacidad de caminar.

Formas en las que una persona mayor puede dejar de caminar

  • Cuando una persona de repente no puede caminar (Inmovilidad Abrupta): Es la que se da cuando una persona que antes era completamente independiente de repente no puede caminar. Esto es común en casos de ictus o fuertes caídas, como las que acaban en fracturas de cadera.
  • Una persona va perdiendo la capacidad de andar poco a poco (Inmovilidad Progresiva): Es la pérdida de movilidad que avanza lentamente, ya sea partiendo de una movilidad total o parcial. Enfermedades como la artrosis, el Parkinson, el Alzheimer, la insuficiencia cardíaca y la insuficiencia respiratoria son ejemplos de enfermedades que pueden hacer que una persona mayor deje de andar.
  • Cuando una persona deja de caminar de manera temporal (Inmovilidad Esporádica): Esta forma de inmovilidad está asociada con eventos transitorios, como algunas enfermedades autoinmunes, o eventos repetitivos, como las caídas frecuentes o ingresos hospitalarios.

Enfermedades que pueden dejar hacer que una persona deje de andar:

La principal causa de la pérdida de movilidad en ancianos suele ser la falta de fuerza o debilidad muscular, así como la rigidez, el dolor, alteraciones del equilibrio y problemas psicológicos. La falta de capacidad motriz puede desencadenar una serie de cambios fisiológicos que agravan la pérdida de movilidad.

Aquí tienes una tabla resumen de las principales enfermedades que hacen que una persona deje de caminar:

MusculoesqueléticasNeurológicasCardiovascularesPulmonares
Artrosis en miembros inferioresParkinsonInsuficiencia cardíaca congestivaEnfermedad pulmonar obstructiva crónica 
Fracturas miembros inferioresNeuropatía periféricaEnfermedad coronaria Enfermedades pulmonares restrictivas
Artritis inflamatoriasDeficiencia B12Vasculopatía periférica Fatiga
Enfermedad muscular primariaEspondilosis cervical Miocardiopatía hipertrófica
Trastornos dolorosos de los piesEstenosis espinal
Polimialgia reumáticaDemencia
Enfermedades y condiciones que contribuyen a la pérdida de movilidad en personas mayores

Además hay otras condiciones que suelen hacer que las personas dejen de caminar, como son:

  • Causas ambientales: Aquí englobamos todo lo que tenga que ver con el entorno como la inmovilidad forzada, los obstáculos físicos, la falta de red de apoyo. Incluso otros factores como el calzado inadecuado o los efectos secundarios de las drogas. Algunos de ellos tienen fácil solución, como elegir un buen calzado antideslizante o comprar un andador para mejorar la estabilidad a la hora de andar y aumentar la confianza.
  • Otras enfermedades: Ceguera, diabetes, malnutrición, anemia, gota…
  • Causas Psicológicas: como la depresión, la fobia o el miedo a las caídas, la falta de motivación y la ansiedad. A veces una persona también puede dejar de andar por las ganancias secundarias a la discapacidad, es decir, todo aquello que consigue «gracias» a no andar (más atención de sus familiares, realizar menos tareas no deseadas, mayor descanso, etc.)

Consecuencias de que anciano deje caminar:

Fisioterapia Anciano no camina

La pérdida de movilidad en ancianos puede hacer que terminen sufriendo diversas consecuencias, tanto físicas como emocionales. A medida que la movilidad disminuye, aumenta el riesgo de caídas, y pueden surgir problemas como incontinencia, pérdida de fuerza y masa muscular, alteraciones metabólicas… Además, la inmovilidad prolongada puede dar lugar a contracturas, úlceras y trombosis.

A nivel emocional, cuando pasamos mucho tiempo sin poder movernos, o vemos que cada vez podemos movernos menos, pueden aparecer consecuencias psicológicas. Es frecuente que, asociada a la inmovilidad, observemos depresión (o estado de ánimo deprimido), temor a las caídas, temor a salir de casa, pérdida de control, ansiedad, estado de ánimo irritable, pesimismo, ganancias secundarias a la discapacidad, etc.

Además, a nivel social también encontramos un gran impacto cuando una persona deja de caminar. Podemos enfrentarnos a diversas consecuencias, que pueden ir desde la pérdida del puesto de trabajo, hasta la pérdida de actividades de ocio, de relaciones sociales, así como de la capacidad de cuidar a otras personas y a sí mismo/a.

Cómo hacer que una anciano vuelva a caminar:

Cuando un anciano deja de caminar, es esencial contar con un enfoque integral que aborde tanto los aspectos médicos como los terapéuticos. Aquí algunos enfoques clave:

  • Fisioterapia Especializada en Geriatría: Un fisioterapeuta especializado será fundamental para entrenar y rehabilitar al paciente, reducir el dolor y abordar las consecuencias asociadas, como el miedo a las caídas y las contracturas.
  • Movilizaciones para Prevenir Úlceras: La movilización es crucial para prevenir úlceras de decúbito, complicaciones graves asociadas a la inmovilidad. Además, mantener al paciente en una buena condición general, estimular cognitivamente, asegurar una higiene postural adecuada y utilizar colchones especiales pueden ser estrategias efectivas.
  • Actividad Física: La fisioterapia debe complementarse, siempre, con actividad física. Esta actividad física, para hacer que un anciano vuelva a caminar incluye hacer ejercicios terapéuticos y caminar. Esta actividad física contribuye a mejorar la debilidad muscular, prevenir la aparición de trombosis y frenar el avance de la osteoporosis. Aquí puedes consultar nuestro post sobre cuáles son los mejores ejercicios para personas mayores.
  • Tratamiento Farmacológico: En algunos casos, se pueden utilizar analgésicos y antiinflamatorios para manejar el dolor y mejorar la predisposición a la actividad física. Además, el tratamiento farmacológico puede adaptarse según la causa subyacente de la inmovilidad. Es importante señalar que el tratamiento médico para las personas que han dejado de caminar es meramente sintomático. Es decir, no existe ningún fármaco que lo tomemos y nos haga andar de nuevo.

Fisoterapia Daniel Utrilla para una persona mayor que no anda

Recuerda que cada caso es único, y es fundamental buscar un buen diagnóstico y tratamiento personalizado. Si te enfrentas a la situación de que un ser querido deja de caminar y quieres devolverle la alegría de volver a hacerlo, el servicio que ofrezco de fisioterapia geriátrica a domicilio en Alicante está especializado en ello. Tengo un programa exclusivo en el que diseño programas personalizados para devolver la movilidad y mejorar la calidad de vida de los ancianos.

Contacta conmigo hoy mismo para programar una primera sesión de evaluación y tratamiento. Estoy listo para trabajar contigo y tu familia, dando el cuidado profesional y personalizado que tanto necesita en la comodidad de su hogar.

Recupera la confianza y la vitalidad para tus seres queridos. ¡Haz clic para agendar tu cita y dar el primer paso hacia un futuro más activo y saludable!

Imagen de cabecera extraída de

Share

COMPARTIR ES VIVIR

TAMBIÉN PODRÍA INTERESARTE…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Daniel Utrilla

¡Hola! Soy Daniel, fisioterapeuta a domicilio desde que llegué a Alicante con mi camilla. Me alegra muchísimo que te pases por mi blog, aquí podrás encontrar gran variedad de consejos y ejercicios para mejorar tu salud y tu forma física.

FISIOTERAPIA A DOMICILIO EN ALICANTE

    "Al usar este formulario accedes al almacenamiento y gestión de tus datos por parte de esta web.

    Te podría interesar...

    Icono de WhatsAppContactar por WhatsApp