fbpx

Zapatos para bebé

bebé rodeado de zapatos

Zapatos para bebé

Los que me conocéis sabéis que aparte de fisioterapeuta, soy padre. Al fusionar ambas cosas, hace que mi interés por el correcto desarrollo de la columna de mi bebé, de sus músculos, del libre movimiento, los zapatos para bebés adecuados, etc. sea aun más grande de lo normal. Recuerdo, que al principio me empapé todo lo que pude sobre porteo (si quieres ver nuestros post de porteo, tienes aquí el de cómo es el porteo ergonómico, y aquí el de cómo elegir sistema de porteo) . De hecho, actualmente estoy haciendo el curso de porteo para personal sanitario de la Escuela de Porteo de Kangurearte. Conforme fue pasando el tiempo, fuimos entrando en nuevas etapas, como la de los primeros pasos y, con ellos, los primeros zapatos.

¿Cuándo necesitan zapatos los bebés?

Los bebés necesitan zapatos única y exclusivamente cuando comienzan a andar y, por el terreno en el que van a hacerlo, no pueden ir descalzos. Antes de empezar a andar, cuando no se desplazan por sí mismos así como cuando gatean, no tienen necesidad ninguna de ir con zapatos. Lo de que se coge el frío por los pies y te constipas es un mito de nuestras madres abuelas, y lo más recomendado es que vayan descalzos el mayor tiempo posible para ganar la mayor sensibilidad en esa zona del cuerpo.

Una vez comienzan a andar, lo más normal es que sus primeros pasos sean en casa. En estos casos, lo mejor es que vayan descalzos, así sienten mejor el suelo que están pisando y, además, tienen un mejor agarre y mayor seguridad. Cuando ya van andando un poquito más, y empiezan a querer andar en la calle, es cuando necesitamos unos zapatos para bebés.

¿Cómo deberían ser los zapatos buenos para bebés?

Cuando nuestro bebé ya anda, y quiere hacerlo en la calle, empieza la búsqueda del buen zapato. Para comprar un buen zapato, no deberíamos guiarnos por la marca o la estética del mismo, sino por su funcionalidad. De acuerdo que, este es un «problema» muy actual y del primer mundo. En muchas zonas del mundo los niños (e incluso los adultos) andan descalzos, y a nosotros nos calzaron con lo que había en la época de nuestros padres.

Entonces, ¿por qué ahora se le da tanta importancia a los zapatos de bebé? Pues muy sencillo, si bien es cierto que el poner un zapato u otro no va a ser la causa de una patología en nuestros bebés, sí que es cierto que el uso de un buen zapato puede tener un gran número de ventajas para ellos. Y ya puestos a gastarnos el dinero, que según que marcas, puede ser bastante elevado… Por lo menos gastárnoslo en algo que vaya a beneficiar a nuestros peques.

¿Qué ventajas tienen los zapatos buenos para bebés?

  • Les permite el libre movimiento del pie, para hacer los movimientos naturales que hacen al andar cuando van descalzos.
  • Hace posible mover y flexional los dedos para mejorar su estabilidad
  • Les permite sentir el suelo por el que están pisando, ganando así sensibilidad y desarrollando su estabilidad.
  • Son transpirables, permitiendo que su piel respire y que no tengan problemas dérmicos o de olores.

¿Cómo sabemos si un zapato es bueno o no?

  • Tiene que ser ligero, que al cogerlo en la mano pese poco. Cuanto menos pese, menos les costará levantar los pies para andar, y más natural será para ellos.
  • Tiene que ser flexible. Si puedes doblarlo y juntar la punta con el talón, es una buena suela. Esto permite que si gatean, o hacen ciertos movimientos, tengan libertad para hacerlos. Con una suela rígida no podrían mover el pie y les limitaría mucho.
  • Tienen que ser, como hemos dicho anteriormente, transpirables. Hay ciertos materiales como la piel, que están especialmente indicados para los zapatos de los bebés, ya que son muy respetuosos con su piel.
  • La caña alta, es decir, la zona del talón, tiene que ser flexible, blandita y no sujetar esa zona del pie de nuestro bebé.
  • La suela tiene que ser plana y es importante que sea como máximo de 3mm de grosor. Lo suficiente para que deje que los pies de nuestros pequeños puedan sentir el terreno sobre el que andan.
  • La forma del zapato tiene que ser redondeada o cuadrada.
  • Es importante también que, como hemos comentado, sea flexible en la zona de los dedos, para que puedan moverlos libremente.
  • El contrafuerte no tiene que ser rígido, para que respete el movimiento natural del pie del bebé.
  • La plantilla ha de ser extraíble y lisa, sin elementos anatómicos en ella. Exactamente igual que si el bebé estuviera pisando sobre el suelo.

Y segun mi experiencia, ¿Qué zapatos de bebé recomiendo?

Podemos decir que hemos probado muchos tipos de zapatos… la semana que viene subiremos un post analizando los que hemos tenido de las principales marcas como Biomecanics, Garvalin, Attipas o Zapato Feroz. Podéis ver qué nos gusta y qué no de cada una, y con cuál nos quedamos según nuestra experiencia pinchando aquí. Y vosotros, ¿tenéis vuestra marca favorita de zapatos para bebé?

1 Comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

×

Hola!

Haga clic en la imagen de debajo si quiere enviarme un Whatsapp, o póngase en contacto conmigo por email en  d.estacioutrilla@hotmail.com

× ¿Cómo puedo ayudarte?
A %d blogueros les gusta esto: