Fisioteorizando

Fisioterapia, salud natural, el cuerpo humano en general y su manera de actuar.

kinesiotape

Cómo quitar el Kinesiotape sin dolor

Índice de contenidos

Ya hemos hablado muchas veces sobre el kinesiotape en este blog: qué son las vendas de kinesiotape, cómo se usa, la realidad sobre su eficacia… Hoy vamos a ir un paso más allá y vamos a contaros cómo quitar las vendas de Kinesiotape sin dolor. Ya que, puede parecer que no, pero a veces saber como quitar vendaje adhesivo sin dolor puede ser todo un arte.

Aunque a priori pueda parecer sencillo, quitar el kinesiotape tiene su técnica. De hecho, la manera de quitar el kinesiotape influirá directamente en nuestra salud, ya que puede dar lugar a lesiones capilares, nuevas molestias, etc. Antes de meternos de lleno en la en materia, vamos a hacer un pequeño repaso sobre qué es y cómo se usa el kinesiotape:

¿Qué es el Kinesiotape y para qué sirve?

El vendaje neuromuscular, más conocido por su marca comercial más reconocida (Kinesiotape) es un tipo de vendaje muscular elástico que permite al paciente mantener la movilidad en la zona donde sufrió la lesión sin agravar la lesión. Los principales beneficios del kinesiotape son:

  • Disminución del dolor en la zona articular de la lesión,
  • Mejoría la circulación sanguínea,
  • Mejoría de los sistemas analgésicos
  • Y la mejoría de la biomecánica articular.

El kinesiotape es realmente eficaz, nos permite reducir el dolor, la inflamación y los edemas que pueda haber en la zona de la lesión.

Hay que tener en cuenta que el vendaje neuromuscular no hace milagros, y que sólo por ponérnoslo, nuestra lesión no va a mejorar de manera mágica. Hay que acudir siempre a un profesional sanitario cualificado, que pueda hacernos el vendaje correctamente. Además, la aplicación del vendaje debe ir junto a un tratamiento e fisioterapia, y unas pautas para el buen mantenimiento/mejor de la lesión.

¿Cuándo quitar las tiras del fisio?

Como ocurre muchas veces en salud, por desgracia, no hay una respuesta estandar para saber cuando quitar las tiras del fisio. El tiempo que el kinesiotape debe estar pegado a la piel varía según muchos factores.

Cuánta más adherencia tenga el esparadrapo del Kinesiotape, más tiempo durará pegado a la piel.

Si tuviéramos que dar una respuesta a cuánto tiempo debería estar el vendaje adhesivo en la piel, el parámetro más habitual es entre 1 y 4 días. Tras estas 24/96 horas de aplicación, podríamos quitar el kinesiotape sin problemas. Con más tiempo, el cuerpo tendería a acostumbrarse y dejaría de tener un efecto fisiológico, aunque no tendría ningún efecto secundario negativo. De hecho, como comentaremos después, puede ser buena idea dejarlo más tiempo puesto, para así poder retirarlo sin dolor.

Cuanta menos actividad física realizamos o menos sudoración tengamos, más durará puesto el kinesio.

Resumiendo, el kinesiotape no se debe quitar antes de 3/4 días, que es el tiempo en el cual es eficaz. Después, pierde efectividad, aunque no es «malo» para nuestro cuerpo. Aun así, el tiempo que dure pegado al cuerpo dependerá de la:

  • calidad del pegamento del vendaje,
  • nuestra sudoración,
  • limpieza y estado de la piel,
  • realización o no de actividad física,
  • cantidad de pelo/vello que tengamos en la zona lesionada
  • tipo de piel (hidratada, seca, sensible, agrietada…). Por ejemplo, en personas mayores, al tener la piel menos hidratada, la adherencia suele ser menor.

¿Qué hacer si se me despega el Kinesiotape?

Hay veces, como al ducharnos, que se nos levanta o despega el kinesiotape. En esos momentos, sobretodo si es la primera vez, puede entrarnos el pánico. ¿Qué tenemos que hacer si se nos despega el Kinesiotape?

Tras la ducha, el adhesivo del kinesio suele estar «desactivado» es fácil que se nos levante la venda si secamos frotando la zona o frotando los extremos de la misma. En este caso, volver a poner el kinesio como estaba, y presionarlo puede ayudar a que se active el pegamento con el calor y vuelva a pegarse.

¿Cómo quitar el Kinesio sin dolor?

Ahora, por fin, damos respuesta a la pregunta estrella: cómo quitar las tiras del fisio o como quitar vendaje adhesivo sin dolor. Cuando la adhesión es correcta, es difícil retirar el kinesiotape, y si lo intentamos podemos provocarnos irritación o excoriación en la piel, que podría durar entre 1 y 7 días. Para tratar de evitar dañarnos la piel, el primer consejo que podemos daros es esperar a quitar el kinesiotape al menos unos 5 días. De esta manera, su poder de adherencia será menor, y será más fácil retirarlo.

En pacientes mayores, el kinesio durará más tiempo pegado, y es recomendable dejarlo puesto hasta más una semana para no herir la piel al retirarla.

Para quitar el kinesiotape sin dolor yo siempre recomiendo tirar de la cinta en la misma dirección del crecimiento del pelo, aplicando una leve presión sobre el kinesio mientras se va avanzando.

Mi experiencia dice que es mejor quitarla de «un tirón rápido» que de «varios tirones pequeños», pero es cierto que cada persona es un mundo, y variará mucho en función del tipo de piel del paciente y de su sensibilidad al dolor.

Además, si al retirar el taping, aplicamos aceite vegetal en la zona en la que está aplicado el kinesiotape puede ayudar a disolver el pegamento que tiene la venda, de esta manera, puede ayudar a retirarlo más fácil.

Consejos de fisio para quitar kinesiotape sin dolor:

  • Si intentamos quitarlo y aun está muy pegado, esperar uno o dos días más.
  • Quitarlo de un tirón rápido mejor que de varios tirones pequeños.
  • Aplicar aceite vegetal en la zona en la que está aplicado el kinesiotape para ayudar a disolver el adhesivo.
  • Aplicar una fuente de calor en la zona en la que está el kinesio para intentar ablandar el pegamento (un secador, ducha caliente, un saquito térmico…)
  • Ducharnos con jabón antes de intentar quitarlo también puede ayudar a ablandar el adhesivo y a que la sensación de dolor sea menor.

Cómo reducir el dolor si nos hemos dañado al quitar quitar el kinesio

Si no hemos seguido ninguno de los pasos anteriores, o los hemos seguido pero no han funcionado y nos hemos hecho daño, hay algunos pasos que podemos seguir para reducir el dolor. Lo normal es que la zona ahora se encuentre roja e inflamada, por ello vamos a:

  • Aplicar frío en la zona dañada, para reducir el dolor y la sensación de quemazón
  • Hidratar bien la zona afectada, eso ayudara a que la piel se recupere antes. Priorizar antes aceites vegetales a cremas comerciales. En caso de usar cremas hidratantes comerciales, cuidar que no lleven alcohol.
  • No ponernos prendas ceñidas encima de la zona afectada. A poder ser, dejarla «respirar», al menos hasta calmar la quemazón inicial.

Share

COMPARTIR ES VIVIR

TAMBIÉN PODRÍA INTERESARTE…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

FISIOTERAPIA A DOMICILIO EN ALICANTE

    "Al usar este formulario accedes al almacenamiento y gestión de tus datos por parte de esta web.

    Te podría interesar...

    Icono de WhatsAppContactar por WhatsApp