Morder es una acción voluntaria que podemos realizar en cualquier momento del día, menos por la noche. Por la noche, es el momento del día en el que la musculatura masticatoria debería estar relajada de forma continua, pero no siempre es así en las persona que padecen bruxismo. 

El bruxismo es una patología en la que la musculatura masticatoria entra en función durante el sueño, haciendo que la persona apriete los dientes, produciendo a la larga dolor mandibular y desgaste dentario. En principio el bruxismo es un mecanismo de compensación para volver a establecer el tono muscular de la vía aérea superior, ya que algunos informes refieren que puede existir una relación entre los trastornos respiratorios en el sueño y el bruxismo, ya que suelen coexistir.

Las personas que lo padecen, suelen despertarse con dolor orofacial y con tensión en la zona mandibular. Además al revisar los dientes, se puede observar desgaste en los picos de los dientes. Desde la Fisioterapia se puede tratar esta patología, relajando y disminuyendo la tensión de la musculatura, trabajando la articulación temporomandibular, y modificando levemente las vías aéreas.    FF: Artículo 1]]>

Share

Comparte este post

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

También te podría interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *