para que sirve la magnetoterapia en fracturas

Hoy en día, la magnetoterapia es uno de los tratamientos más eficaces para la el tratamiento de fracturas. En algunos casos, la magnetoterapia domiciliaria ha logrado consolidar huesos que, de lo contrario, requerirían intervención quirúrgica con prótesis, evitando así la necesidad de entrar al quirófano. De modo que, la magentoterapia es uno de los tratamientos de elección para las fracturas, ya que es menos invasiva y con menos contraindicaciones.

La magnetoterapia en fracturas se usa para mejorar la regeneración del tejido óseo y acelerar su formación, aliviando el dolor y la hinchazón. También tiene propiedades antiinflamatorias, reduce el riesgo de complicaciones y acorta la duración del tratamiento.

Para tratar una fractura con magnetoterapia portátil, basta con colocar el dispositivo sobre el hueso afectado y pulsar un botón para recibir fácilmente el tratamiento en el momento y con la potencia adecuada.

¿Cómo funciona la magnetoterapia en fracturas?

La magnetoterapia de baja frecuencia no solo actúa en los tejidos blandos, sino también en el tejido óseo y cartilaginoso, estimulando y acelerando significativamente la curación y restauración de los tejidos afectados.

¿Cómo aplicar magnetoterapia en fracturas óseas?

Para una rehabilitación efectiva de fracturas óseas, se recomienda aplicar la magnetoterapia durante 4 a 6 horas diarias. Esto puede dividirse en periodos de 2 horas tres veces al día, 3 horas dos veces al día o incluso aplicarse antes de dormir con el temporizador ajustado a 6 horas.

¿En cuánto tiempo se consolida el hueso con la magnetoterapia?

Con el uso de máquinas de magnetoterapia, una fractura puede consolidarse entre 6 y 12 semanas, dependiendo de la gravedad de la fractura ósea. Incluso si el paciente tiene una escayola, el efecto de la magnetoterapia es similar, ya que puede penetrar en gran medida a través del yeso.