fbpx

Ejercicios Tag

Muchas veces hablamos de que la práctica habitual de ejercicio moderado es beneficiosa para la salud. El deporte más recomendado, por su accesibilidad, facilidad de práctica y bajos costes para realizarlo es caminar. Hay muchos otros deportes que se pueden realizar al aire libre, y que con poco tiempo de práctica a la semana ya son beneficiosos. Hoy queremos hablaros del yoga, un deporte tanto de interior como de exterior, con numerosos beneficios para nuestra salud física y mental durante toda nuestra vida, pero sobretodo, durante el embarazo.

El otro día hablábamos sobre las agujetas, o el término científico Dolor Muscular de Aparición Tardía (DMAT). Como comentamos, son una “patología” conocida por todos, que se produce al hacer un ejercicio intenso y prolongado, sobretodo si es la primera o la segunda vez que se practica dicho ejercicio. También es habitual que suframos de agujetas cuando hacemos un esfuerzo, o mantenemos una determinada postura durante mucho tiempo, no es necesario que siempre que aparezcan sea por practicar ejercicio.

Hay varias teorías que nos dicen por qué podemos sufrir agujetas, ya que actualmente no se ha demostrado que ninguna de ellas sea la explicación exacta para este tipo de dolor. Por eso, no encontramos siempre un remedio específico y es tan difícil dar una respuesta rápida y eficaz para esta “patología”.

Siempre que hemos hablado en el blog sobre el ejercicio, hemos alabado las numerosas ventajas y beneficios de practicarlo. Hoy vamos a hablar de un aspecto un poquito más desagradable. En concreto, del dolor que sentimos cuando nos pasamos y realizamos ejercicio de manera más intensa a la que deberíamos, o durante más tiempo del que deberíamos: las temidas agujetas.

¿QUÉ SON LAS AGUJETAS?

Las agujetas son un tipo de molestias dolorosas que aparecen (de forma tardía, es decir, a las horas o al día siguiente) después de realizar un esfuerzo.

¿Estás cansada de que te duela la espalda todo el día y toda la noche?, ¿quieres saber cómo aliviar el dolor de espalda en el embarazo? Te contamos 4 maneras de aliviar el dolor durante el embarazo:

El embarazo, como ya hemos comentado anteriormente, genera una serie de cambios físicos y fisiológicos en la mujer. Debido a estos cambios, se produce una sobrecarga en la espalda, que va avanzando según avanza la gestación, de los músuculos y articulaciones del cuerpo. Estas modificaciones hacen que la embarazada llegue al límite de lo que su cuerpo puede llegar a dar, provocando, por lo general, malestar e incluso interfiriendo con el desarrollo de la vida diaria.

El embarazo es uno de los procesos más importantes para la vida de una mujer y por esa misma razón el cuidado personal es clave. Llevar una buena alimentación y practicar algo de ejercicio son los primeros pasos que debemos dar para estar bien.

Muchas mujeres cuando se quedan embarazadas optan por dejar de lado toda actividad física, en parte por miedo a que pueda afectar negativamente al bebé. Sin embargo, la actividad física moderada durante el embarazo puede ser muy beneficiosa tanto para la madre como para el niño, siempre que sea guiada por profesionales con experiencia para trabajar de forma segura.

La lumbalgia es el dolor que se encuentra localizado en la parte inferior o baja de la espalda, cuyo origen tiene que ver con la estructura músculo-esquelética de la columna vertebral.

La parte inferior o baja de la espalda es una estructura compleja, de elementos interconectados y superpuestos:

  • Tendones, músculos y otras partes blandas
  • Raíces nerviosas y nervios altamente sensibles que van de la parte inferior de la espalda a las piernas y los pies.
  • Articulaciones pequeñas y complejas
  • Discos intervertebrales con sus núcleos gelatinosos.

Una irritación o un problema en cualquiera de estas estructuras, que no se produzca como consecuencia de fracturas, traumatismos, causas neoplásicas, neurológicas, infecciosas, vasculares, endocrinas, metabólicas, ginecológicas ni psicosomáticas, puede causar la lumbalgia. El dolor provocado por los espasmos musculares lumbares resultantes puede ser fuerte y existen varios síndromes que producen un dolor que puede llegar a ser crónico.

×

Hola!

Haga clic en la imagen de debajo si quiere enviarme un Whatsapp, o póngase en contacto conmigo por email en  d.estacioutrilla@hotmail.com

× ¿Cómo puedo ayudarte?