fbpx

¿Cómo es el porteo ergonómico?

¿Cómo es el porteo ergonómico?

El porteo es un sistema para que la madre/padre pueda llevar a su bebé encima suyo sin tener que estar cargándole todo el tiempo con los brazos. Aunque como veremos más adelante, no todo el porteo es ergonómico ¿Qué se considera porteo ergonómico y qué no?

A pesar de que la sociedad actual espera que los bebés estén callados y no lloren, se calmen solos, y se queden en un lugar tranquilos y solos, eso es evolutivamente impensable.

Cuando nacemos, nuestro sistema neuromuscular es aun muy inmaduro. Ciertos aspectos como la regulación de nuestra temperatura, sueño, despertar, frecuencia cardiorespiratoria… dependen de estar en contacto con otro cuerpo.

Se han hecho muchos estudios sobre la inmadurez del ser humano al nacer, y algunos investigadores, como Portman, plantean que el ser humano para alcanzar el estado de desarrollo de un mono al nacer, debería estar gestándose en el interior de su madre durante aproximadamente 21 meses.

Otros investigadores, como Bostok, dicen que tendrían que ser aproximadamente 9 meses extra a las 40 semanas de embarazo, más o menos cuando comienza el gateo y los bebés podrían escapar de un peligro por sí mismos. A estos periodos de tiempo en los que aun somos muy inmaduros, pero estamos fuera del útero de nuestra madre, se le llama Exterogestación.

Por todos estos motivos, el porteo es algo muy importante y necesario para el correcto desarrollo psicomotor durante la primera infancia. Pero no todo porteo es bueno. Hoy en día, muchas marcas comerciales venden sistemas de porteo (principalmente mochilas) que anuncian como ergonómicas, pero no pueden estar más desencaminadas.

¿Qué es el porteo ergonómico?

El porteo ergonómico es todo aquel porteo que lleva acabo con un portabebés que consigue, mantiene y respeta la postura natural del bebé.

Además, el porteo ergonómico también respeta al adulto que portea, haciendo una buena distribución del peso que ha de cargar. Todo portabebés que sea ergonómico hará que portear sea confortable y cómodo durante todo el tiempo que se quiera usar el portabebé.

¿cuál es la postura natural de los bebés y la que deben adoptar en el sistema de porteo elegido?

Cuando los bebés nacen, su postura natural si les dejásemos libres sería la que hace forma de C, con las rodillas elevadas (como la posición fetal).

Conforme van pasando los meses, va fortaleciendo los músculos y avanzando en el desarrollo motor, su columna se va «alineando», hasta aproximadamente los 14 meses, que ya tendría la forma de la columna vertebral de los adultos (ver imágenes inferiores).

Como la columna del bebé va cambiando según va desarrollando y alcanzando hitos motores, la posición en el portabebés ergonómico también ha de cambiar. La cabeza del bebé siempre estará a un beso de distancia nuestra, y su cuerpo bien pegadito al nuestro. En cambio su cadera irá bajando hacia la nuestra conforme vaya creciendo. Os adjuntamos estas dos para que veáis cuál es la postura correcta y la altura a la que hay que portear:

¿Cuál es el porteo no ergonómico?

El porteo no ergonómico, a diferencia del porteo ergonómico, es aquel que no consigue, mantiene y/o respeta la postura natural del bebé. Además, no suele ser cómodo para el adulto que carga el peso, ya que por lo general el bebé suele quedar muy abajo, y tiende a sobrecargar la espalda del porteador.

Hoy en día, por norma general, tendemos a hacer las compras para los futuros bebés en las tiendas de puericultura, generalmente en grande superficies. Esas tiendas suelen contar con un montón de productos de grandes marcas, entre los que podemos encontrar mochilas de porteo (a veces también fulares). Generalmente, esas mochilas de porteo no suelen ser ergonómicas, o no al menos en el nacimiento. Nos vamos a explicar mejor:

Las mochilas de porteo no ergonómicas o «colgonas» son las que encontraremos en las tiendas de puericultura no especializadas. Estas mochilas, para padres primerizos y no informados son muy difíciles de reconocer, ya que generalmente llevan uno o más sellos en sus cajas de sociedades científicas (o asociaciones de pediatría) que avalan su uso y sus beneficios para los bebés… Es por eso que es importante que aprendamos a no dejarnos llevar por esos sellos brillantes, y a distinguir el porteo ergonómico del no ergonómico.

¿Cómo distinguir un portabebé ergonómico de los no ergonómicos?

Postura del bebé en Porteo ergonómico vs porteo no ergonómico
Porteo ergonómico vs porteo no ergonómico

Aunque a simplista puedan intentar liarnos con los sellos que avalan sus beneficios, en realidad es muy fácil distinguir ambos tipos de portabebés.

Con los portabebés no ergonómicos, los bebés cuelgan de sus genitales, las rodillas quedan siempre colgando, y por lo tanto su espalda se queda estirada, nunca en forma de C. Además, esta postura se acentúa aun más si los bebés van de cara al mundo.

Una de las estrategias que están usando más las marcas comerciales, es ensanchar el panel, para que parezca que las rodillas quedan «levantadas» y que adopta la posición de ranita. Además, a veces, para eso incorporan unos soportes para los pies. También pueden llevarnos a error algunas imágenes explicativas, como esta del Instituto Internacional de Displasia.

Imagen engañosa sobre el porteo «ergonómico»

Si os fijáis bien, en la imagen superior dicen que lo correcto es llevar la rodilla más alta que el culete, y el muslo apoyado, es decir, lo que comúnmente llamamos como la M o ranita (la M sería la forma que adoptan las piernas, siendo los picos superiores de la letra M y el culete el pico inferior). Pues bien, esa información es totalmente correcta, pero no así lo que señala en la imagen como correcto. En la imagen podemos ver que las rodillas quedan a la misma altura del culo, y si además, nos fijamos en la imagen inferior, vemos que en realidad quedan al mismo nivel o más abajo que el culete del bebé.

Como una imagen vale más que mil palabras, os adjuntamos esta imagen de pulguiteando.blogspot.com sobre las mochilas no ergonómicas o colgonas, y las mochilas ergonómicas:

Comparación características porteo ergonómico vs porteo no ergonómico
Imagen extraída de pulguiteando.blogspot.com

¿Cómo son los portabebés no ergonómicos?

Es importante destacar que, no sólo las marcas más comerciales son las que venden portabebés no ergonómicos. También hay muchas marcas poco conocidas que lo hacen. Os dejamos una galería con fotos de distintos tipos y marcas de portabebés no ergonómicos para que podáis tener una idea más global de cómo son:

  1. Las rodillas están a la altura del culo y la tela, aun con lo pequeño que es el bebé, apenas le llega de corva a corva.
  2. El peso del bebé reside en los genitales, ni si quiera puede apoyar los muslos, y la postura al ir de cara al mundo es totalmente forzada para su columna vertebral
  3. Este portabebé sería ergonómico para un bebé mucho más pequeño. Para ese tamaño y peso se necesita un tejido más fuerte que pueda recoger/distribuir bien el peso por nuestra espalda. Además, si el bebé/niño llega a la altura de nuestra barbilla, hay que portearlo a la espalda.
  4. En esta imagen se ve mucho mejor cómo las piernas/rodillas del bebé están rectas y no elevadas. Además, el panel es rígido y si el bebé quisiera mover la cabeza para respirar, no podría hacerlo.
  5. La postura que adopta el bebé es totalmente forzada, está colocado muy arriba, y además sus rodillas no quedan elevadas.
  6. El bebé va muy abajo, lo cual sumado a que es un portabebé asimétrico tiene que ser muy incómodo para el porteador.
  7. Huid de cualquier portabebés que os vendan como 3 en 1 o 4 en 1, etc. Al final acaban no adoptando ninguna posición ergonómica para ninguno de los tipos de portabebés que se supone que son. En este en concreto, el peso se apoya en los genitales del bebé, y además sólo tiene tirantes superiores, por lo cual no reparte bien el peso del niño en la espalda del porteador. Existen portabebés ergonómicos sin cinturones a la cintura/cadera, pero todos ellos recogen bien el peso del bebé, para distribuirlo de manera correcta y que sea más fácil de cargar para el adulto.

¿en qué tenemos que fijarnos a la hora de comprar un portabebé?

En definitiva, ¿en qué tenemos que fijarnos a la hora de elegir un buen portabebé ergonómico y no caer en la trampa de los no ergonómicos?

  1. Las rodillas siempre han de estar elevadas, sobretodo si hablamos de bebés recién nacidos. Si las piernas del bebé cuelgan, descartado.
  2. Si hablamos de bebés pequeños/menores de 6 meses, el panel debe ser blandito, de tela, nunca un panel rígido que les «sujete» la espalda y la cabeza y no puedan echarla hacia atrás.
  3. Todo portabebé que pueda ir cara al mundo, desechado. No hay manera posible de que la columna del bebé adopte forma de C al ir contra nuestro abdomen.
  4. Desconfiad de aquellos que lleven sellos en su caja.
  5. Si lo venden en una gran superficie de puericultura, probablemente no sea ergonómico. Si queréis comprar un portabebé, buscad alguna tienda especializada o alguna asesora en vuestra zona. Nosotros, aquí en la zona de Alicante tenemos la tienda especializada en crianza La Colmena, en Elche, que cuenta con un montón de tipos diferentes de portabebés, y con Zeida, que es asesora de porteo.
  6. Si al probarlo en la tienda, os duele la espalda, se os clava, no reparte bien el peso… Desconfiad. Un portabebé que os venda y ajuste una persona especializada no debe molestaros/incomodaros al portear.

No Comments

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

×

Hola!

Haga clic en la imagen de debajo si quiere enviarme un Whatsapp, o póngase en contacto conmigo por email en  d.estacioutrilla@hotmail.com

× ¿Cómo puedo ayudarte?
A %d blogueros les gusta esto: