fbpx

Dolor de Regla Remedios

La dismenorrea, comunemente conocida como el dolor de regla es de lo más frecuente. Se calcula que entre el 60-93% de las mujeres en edad fértil lo padecen. En ocasiones, puede llegar a ser tan fuerte el dolor, que llega a incapacitar  para poder realizar las actividades de la vida cotidiana, así como para asistir a su puesto de trabajo o a estudiar. Actualmente, para el dolor de regla los remedios se suelen dar desde la atención primaria (en los casos en los que acuden al médico) y suele ser farmacológico, principalmente a base de antiinflamatorios (ibuprofeno, buscapina…) e incluso de métodos anticonceptivos hormonales (la píldora, el implante…).

Este es un tema que va adquiriendo cada vez una mayor importancia. Ya  sea porque es un tema de actualidad política (la polémica sobre la “baja menstrual”), o porque las mujeres están adquiriendo cada vez más conciencia de los efectos secundarios que tiene el tratamiento con anticonceptivos hormonales. Esto hace que cada vez se busquen más  otro tipo de remedios para el dolor de regla.

Aunque a todos nos han hecho creer siempre que es un dolor “normal”, y que hay que “aguantarse”, no es cierto. La regla no debería ser dolorosa, y mucho menos incapacitante. Además, es posible encontrar remedios desde muchos ámbitos, para evitar en gran medida la presencia de ese dolor de regla, o disminuirlo cuando ya ha aparecido.

¿Qué tipos de DOLOR DE REGLA hay?

Es importante clasificar bien la dismenorrea. El tipo de clasificación más importante es el que tiene en cuenta su origen, diferenciando entre primaria y secundaria:

  1. Dismenorrea primaria o funcional: Hace referencia al dolor cíclico asociado a los ciclos ovula torios. Para ello, no debe existir una causa orgánica, visible y objetiva que pueda explicar el dolor.
  2. Dismenorrea secundaria o adquirida: dolor cíclico asociado a la menstruación, que está justificado por la presencia de ciertas patologías, como:
    1. endometriosis,
    2. miomas intrauterinos o submucosos,
    3. adenomiosis,
    4. adherencias pélvicas,
    5. uso de DIUS como anticonceptivos,
    6. enfermedad inflamatoria pélvica, etc.

¿Qué síntomas acompañan aL DOLOR DE REGLA?

El dolor menstrual se acompaña, en el 50% de los casos, de un conjunto de síntomas y signos bastante amplios y variados, como por ejemplo:

Dismenorrea

Imagen extraída de ConceptoDefinicion.de

  • Dolor en la cara interna de los muslos
  • Edema y sensación de pesadez
  • Dolor en la región lumbar, y en ocasiones, en la dorsal e incluso en la cervical.
  • Trastornos gástricos
  • Palidez
  • Mareos, vértigos, lipotimias por hipotensión
  • Efectos psicológicos negativos, generalmente asociados a los sentimientos de indefensión ante los síntomas y que se intensifican cuando se acompañan de otros procesos psicológicos como la ansiedad, irritabilidad, etc.

¿Qué puede hacer que la regla duela más o menos?

Hay ciertos factores que favorecen la aparición e intensificación del dolor, como por ejemplo:

  • La aparición temprana de la primera regla
  • La presentación de episodios de sangrado menstrual de larga duración
  • Historia familiar de dismenorrea (las hijas de mujeres con dismenorrea son más propensas a desarrollarla)
  • Fumar y/o consumir grandes cantidades de alcohol aumenta la presentación de dismenorrea y, sobre todo, episodios de dolor prolongado
  • Padecer sobrepeso
  • Se creía que después de un parto, el dolor menstrual disminuía, pero no se han encontrado evidencias científicas al respecto.

¿Cómo se trata la dismenorrea actualmente?

Como hemos comentado anteriormente, el tratamiento actual más frecuente es el farmacológico. Generalmente, el tratamiento farmacológico se divide en dos:

  • Antiinflamatorios no esteroides (AINE): cuando son iniciados desde el día previo al inicio de la menstruación, y administrados por dos o tres días del ciclo, ofrecen buenos resultados entre el 75 y el 99% de los casos, lo que los convierte en el tratamiento de elección para este trastorno.
    Cuentan con el contra de que no se puede administrar a todas las mujeres, ya que puede producir reacciones gástricas adversas, y además está contraindicado en pacientes con antecedentes de úlceras gastrointestinales.
  • Anticonceptivos orales: La forma más usual es mediante el uso de píldoras anticonceptivas. Estas inhiben la ovulación, eliminando el origen de los espasmos uterinos y vaginales que causan el dolor.
    Como inconvenientes, hay que tener en cuenta los efectos secundarios que presentan (oleadas de claro, sequedad vaginal e insomnio), que su ingesta no puede prolongarse durante un período largo y continuo, que alteran el normal funcionamiento del aparato reproductor femenino y que no se pueden administrar a todas las mujeres.
    Se considera que produce mejoría en el 90% de las pacientes, por lo que los anticonceptivos orales combinados de micro dosis son la primera alternativa de anticoncepción en aquellas mujeres que presentan dismenorrea primaria y quieren realizar planificación familiar.
  • Analgésicos y antiespasmódicos: Son los menos utilizados porque proporcionan únicamente un alivio pasajero del dolor.

DOLOR DE REGLA, REMEDIOS DESDE LA FISIOTERAPIA

130258-masaje-dolor-estomago

Imagen extraída de Diario Femenino

La fisioterapia es uno de los campos que más presencia está ganando últimamente para el tratamiento del dolor de regla. Es una gran opción, sobretodo, en aquellas pacientes que  quieren otros remedios diferentes a los fármacos.

El abordaje puede realizarse de muchas maneras:

  • Ejercicios de estabilización lumbar
  • Acupuntura
  • Tratamiento de los puntos gatillo miofasciales del recto anterior del abdomen, tratando de liberar la fascia de esa zona, favoreciendo así la movilidad uterina, y con ello, su funcionalidad normal.
  • Estiramientos globales: Se utilizan sobretodo para prevenir (es decir, se realizan de forma previa al inicio de la menstruación) o reducir el dolor irradiado fundamentalmente a la musculatura lumbar y aductora de extremidades inferiores. Las posturas más utilizadas y con mejores resultados parecen ser:
    • La rana en el suelo
    • La rana en el aire
    • Bipedestación con flexión de tronco
    • De sentado
      Lo mejor de este método es que, una vez que el fisioterapeuta enseña a la paciente a realizarlo, esta puede ponerlo en práctica en el domicilio.
  • Actualmente, una de las técnicas que está más en auge para la dismenorrea y con resultados positivos es el vendaje neuromuscular (Kinesiología Tape o Kinesiotaping).  Por ejemplo, Francisco Selva (2010) y Joya Sijmonsma (2010) plantearon la aplicación de vendaje neuromuscular como se muestra en la siguiente imagen.

EJERCICIOS DE SUELO PÉLVICO

  • Ejercicios de contracción de la musculatura perineal: La finalidad es aumentar la irrigación sanguínea local de manera que se favorezca la más pronta eliminación de las prostaglandinas que causan el dolor, diminuyendo así el dolor menstrual en intensidad y duración. Se usan fundamentalmente los súper conocidos ejercicios de Kegel, en series cortas de ejercicios, durante los dos o tres días siguientes al inicio de la menstruación, y, de forma previa y simultáneamente (en la medida de lo posible) a la aparición de los síntomas. Aparte de disminuir el dolor, estos ejercicios serían de gran utilidad a largo plazo, para la preparación del parto y para prevenir futuros problemas de incontinencia urinaria.

ELECTROTERAPIA

  • Electroterapia: Es importante diferenciar dos técnicas:
    • El TENS se ha encontrado eficaz en un 42,2% de las pacientes estudiadas con dismenorrea, recomendándose su aplicación abdominal, con dos circuitos a ambos lados de la línea alba, y un tiempo de aplicación de al menos 45-60 minutos, generalmente un una frecuencia de 80Hz, con una duración del impulso de 0,15 ms, y na intensidad adecuada a cada paciente, intentando llegar a los 40-50 mA.
    • La Onda Corta también es muy útil en casos de dismenorrea primaria, no sólo por su efecto analgésico, sino por su efecto relajan muscular y antiinflamatorio. Además, al producir calor en el músculo, se mejora el flujo de sangre a travñes del miometrio, favoreciendo así la eliminación más pronta de las prostaglandinas productoras del espasmo y del dolor.

MASOTERAPIA

  • Masoterapia local  (realización de masajes). Es importante distinguir claramente dos tipos de masajes:
    • Masaje clásico: trata de disminuir la tensión, previniendo o reduciendo la incidencia de contracturas y calambres musculares que suelen acompañar al dolor menstrual producidos, principalmente, a nivel lumbar y en la musculatura aductora de las extremidades inferiores. También puede usarse para tratar las posibles microcontracturas residuales que pueden quedar en esas musculaturas tras la fase menstrual. Para ello, se procede aplicando masajes lentos y profundos, predominantemente de amansamiento y fricción.
    • Masaje ginecológico: Trata de favorecer la reabsorción del edema premenstrual y posmentrual, así como disminuir la tensión a nivel de la musculatura abdominoperineal. Para el primer objetivo se aplican masajes ginecológicos, mientras que para el segundo se aplica el masaje en la musculatura abdominoperineal.

Kinesio regla.png

Concluyendo… ¿La fisioterapia ayuda?

Sí, la fisioterapia ayuda, sobretodo si hablamos de prevenir y paliar el dolor. Es muy positiva su aplicación para tratar el dolor de regla, ya que estos remedios no cuentan con los efectos secundarios asociados del tratamiento farmacológico. Además, como hemos comentado, algunas técnicas pueden ser enseñadas a las pacientes, y pueden ponerse en práctica cómodamente desde el domicilio.

Si estás cansada de tomar antiinflamatorios todos los meses (con los efectos que ello conlleva para el sistema gastrointestinal) y/o no quieres o no puedes tomar anticonceptivos orales… La fisioterapia puede ser una gran aliada.

Es importante ponerse siempre en manos de profesionales correctamente formados, y especializados en este ámbito a poder ser, como por ejemplo, mi compañera de Artrosport, Pepa Hernández, que está especializada en suelo pélvico y te atenderá con total profesional en la consulta.

También es importante estar informadas, ya que la información es poder. Para eso os recomendamos encarecidamente que os paséis por el Instagram (su web aun está en construcción) de Marta Torrón (os dejamos el enlace aquí) especializada en suelo pélvico y fisiosexología, y actualmente hace unos posts y unos directos la mar de interesantes hablando de sexología y respondiendo todas las preguntas que van surgiendo (os dejamos aquí el enlace a su canal de youtube, en el que va guardando los vídeos de los directos que hace en internet).

Igualmente, como siempre, nosotros quedamos a vuestra disposición para responder todas las dudas que tengáis o para cualquier consulta que nos queráis hacer.

Si te ha interesado esta entrada, tal vez te pueda interesar…

¿Estás embarazada y te duelen las lumbares?

¿Acabas de dar a luz y no sabes cuándo y cómo empezar a recuperar tu figura?

¿Pilates en el embarazo… sí o no?

Fuentes:

https://academica-e.unavarra.es/bitstream/handle/2454/12103/TFGEstelaMartinez.pdf?sequence=1&isAllowed=y

https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0211563805734581

No Comments

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

×

Hola!

Haga clic en la imagen de debajo si quiere enviarme un Whatsapp, o póngase en contacto conmigo por email en  hola@fisiodanielutrilla.com

×