fbpx

Qué es la depresión

Muchas veces, los medios de comunicación e Internet difunden ciertas ideas sobre la depresión que no siempre son reales al 100%. Estas ideas pueden obstaculizar que los pacientes acudan a pedir ayuda a los profesionales sanitarios. O que, una vez que hayan acudido, puedan acceder a un tratamiento adecuado para su depresión, favoreciendo el tratamiento farmacológico en vez del tratamiento psicológico. Hoy, nuestra psicóloga colaboradora, va a comentar estas ideas y de su veracidad, basándose en los estudios realizados por Jesús Sanz y María Paz García-Vega, de la Universidad Complutense de Madrid.

Ciertos periódicos de tirada nacional, que cuentan con versiones digitales, publican en muchas ocasiones artículos sobre salud equivocados. Este problema se agrava todavía más, cuando hablamos de salud mental, y en el caso que nos atañe, de la depresión.  El problema de estos artículos, es que se quedan permanentemente en la web, o que se pueden re-publicar con el paso de los años. De esta manera, se convierten en un referente de consulta para muchos ciudadanos, que están obteniendo la información equivocada.

Es bastante conocido que la información sobre salud en Internet suele estar llena de errores, haciendo que la calidad de los sitios web con información sanitaria sea baja. Esto suele deberse a que los redactores de estos artículos no suelen estar familiarizados con los temas que tratan. Esto dificulta enormemente que la calidad de la información sea buena.

Hoy vamos a hablar de algunas de las principales ideas que existen sobre la depresión. Sobre todo, aquellas que más se suelen encontrar en los grandes medios de difusión y que se encuentran más establecidas en la cultura general:

Cuando todo en la vida te va bien, puedes deprimirte:

Los medios de difusión, defienden que aunque todo nos vaya bien, podemos deprimirnos; en cambio, la literatura científica postula que esta idea es falsa en parte. Sí que es cierto que, aunque todo nos vaya bien en la vida, podemos deprimirnos. Sin embargo, para justificarlo suelen basarse en que la depresión es una enfermedad dependiente de una alteración biológica e independiente de las circunstancias vitales, restándole importancia a la relación entre estertores y depresión. Es importante remarcar, que aun no esté demostrado que la depresión sea una enfermedad biológica causada por algún tipo de alteración del organismo. Precisamente hablamos de “trastorno mental” al hablar de la depresión, porque se hace referencia a su componente multicausal biopsicosocial. Es decir, que tiene múltiples causas, tanto biológicas, como psicológicas, como sociales.

La depresión es una enfermedad crónica que nunca desaparece del todo:

En este caso, tanto los medios de difusión como la literatura científica defienden que la depresión no es una enfermedad crónica, y que por tanto, sí se puede curar. Difieren en los argumentos utilizados, ya que los medios de difusión suelen basarse en el origen biológico de la enfermedad, argumentando que con pastillas se puede tratar; y en cambio, la literatura científica, hace referencia a su tratamiento multicomponente: tratamiento farmacológico, con terapia psicológica y con abordaje del área social del paciente.

No hay personas que finjan la depresión para conseguir la baja laboral:

baja laboral.jpg

Los medios de difusión, defienden que, en parte, hay ciertas personas que fingen una depresión para poder conseguir la baja laboral; en cambio, la literatura científica nos dice que esta idea es falsa. Se sabe, por los estudios realizados al respecto, (como por ejemplo el de Santamaría Fernández 2014) que hay un gran número de personas que simulan la depresión para poder conseguir la baja laboral, oscilando entre un 8 y un 30% en EEUU, e incluso un 50% en España.

Las personas optimistas y extravertidas se deprimen tanto como las que uno lo son:

Los medios de difusión, defienden que es cierto, y que las personas optimistas y extravertidas se deprimen en igual medida que aquellas personas pesimistas e introvertidas; en cambio, la literatura científica nos dice que esta idea es falsa. Es cierto que las personas optimistas y extravertidas también se pueden deprimir… Pero el riesgo de que esto ocurra es mucho menor al de las personas pesimistas e introvertidas, o al de las personas con otros rasgos de personalidad, por lo tanto asegurar que las personas optimistas y extravertidas se deprimen tanto o más como las demás, es falso.

La psicoterapia no cura la depresión

Los medios de difusión, defienden que es cierto, y que la psicoterapia no cura la depresión; en cambio, la literatura científica nos dice que esta idea es falsa. Como ya hemos comentado anteriormente, esta idea se basa también en la argumentación previa de que la depresión es una enfermedad biológica que sólo puede tratarse con fármacos, en cambio, está demostrado que el tratamiento multidisciplinar, y en concreto la psicoterapia, son efectivas para tratar y curar la depresión. Se ha demostrado que las siguientes terapias psicológicas son empíricamente eficaces para tratar la depresión:

  1. Terapia de activación conducta (o terapia de conducta)
  2. Terapia cognitivo-conductual (TCC)
  3. Sistema de psicoterapia de análisis cognitiva conducta de McCollough
  4. Terapia interpersonal
  5. La terapia de solución de problemas
  6. Terapia de autocontrol de Rehm

La psicoterapia es menos eficaz que la medicación antidepresiva

tratamiento-depresion.jpg

Los medios de difusión, defienden que es cierto, y que la psicoterapia es menos eficaz que la medicación antidepresiva; en cambio, la literatura científica nos dice que esta idea es falsa. La literatura científica actual demuestra que algunas de las terapias psicológicas han mostrado sólidamente su eficacia para la depresión mayor, siendo igual o más de eficaces que el tratamiento con antidepresivos. Hay ciertas terapias, como la terapia interpersonales, en la que los resultados son menos claros. Y otras terapias, como la Terapia cognitiva-conductual (TCC) que se han demostrado claramente igual o más de eficaces que el tratamiento con antidepresivos.

La psicoterapia no es eficaz en la depresión grave, sino tan solo en la leve o moderada

Los medios de difusión, defienden que es cierto, y que la psicoterapia no es eficaz en el tratamiento de la depresión mayor; en cambio, la literatura científica nos dice que esta idea es falsa. Como hemos comentado en el punto anterior, muchas terapias son eficaces tanto en el tratamiento de la depresión leve y moderada, como en el tratamiento de la depresión mayor. De hecho, no se encuentran diferencias en el grado de eficacia del tratamiento en función de la gravedad de la depresión a tratar. Destaca la efectividad de la Terapia cognitivo-conductual por encima de la del resto de terapias, la cual tiene el mismo nivel de efectividad que los antidepresivos para todos los grados de depresión.

La psicoterapia previene peor las recaídas y recurrencias que la medicación antidepresiva

Los medios de difusión, defienden que es cierto, y que las personas optimistas y extravertidas se deprimen en igual medida que aquellas personas pesimistas e introvertidas; en cambio, la literatura científica nos dice que esta idea es falsa.

El tratamiento de la depresión es largo:

Los medios de difusión, defienden que es cierto; en cambio, la literatura científica nos dice que esta idea es falsa en parte.  Es cierto que el tratamiento farmacológico con antidepresivos se extiende durante al menos 6 meses tras la remisión de un episodio, y se recomienda seguir con él durante al menos 2 años si hay un riesgo muy alto de recaídas. En cambio, si el tratamiento se realiza con terapia psicológica, es eficaz con terapias breves que, normalmente se aplican en 16-20 sesiones (una semanalmente, durante 3-4 meses).

El psicólogo no es el profesional que trata la depresión:

Los medios de difusión, defienden que son el psiquiatra y el médico los encargados de detectar y tratar la depresión mayor, pudiendo encargarse el psicólogo en casos leves; en cambio, la literatura científica nos dice que esta idea es falsa.  Igual que en muchas de las otras ideas que tenemos sobre la depresión, se basa en la premisa de que es una enfermedad biológica que ha de ser tratada farmacológicamente. Al ser una enfermedad multicomponente, el tratamiento psicológico es de elección, siendo igual de eficaz (en ciertas terapias) que el tratamiento psiquiátrico y médico (con antidepresivos).

psicologo.jpg

Como podemos observar, muchas de las ideas preconcebidas que tenemos sobre la depresión parten de confundir la depresión con una enfermedad puramente biológica. Si comenzamos a pensar en la depresión como una enfermedad que puede ser causada por factores psicológicos, biológicos y sociales, podremos entenderla mucho mejor.

Para finalizar, os dejamos unos trucos para que, cuando busquemos información sobre salud en internet, podamos distinguir si el artículo es de calidad o no: 

  1. Comprobar quién es el patrocinador del sitio web
  2. Verificar si el patrocinador del sitio web es una institución oficial, un colegio profesional, una facultad de medicina o psicología, o si está relacionado con alguna de esas entidades.
  3. Comprobar la misión o el objetivo del patrocinador del sitio web
  4. Tratar de identificar quién trabaja para el sitio web y quién es el autor de la Indormación que se presenta en el sitio web. Buscar a ver si existe información de contacto por si hay dudas o preguntas.
  5. Comprobar la fecha de publicación de la información.
  6. Contrastar si las afirmaciones que se realizan son demasiado buenas para ser ciertas, si se prometen curas milagrosas y rápidas, y si estas curaciones las prometen para todo tipo de enfermedades.

Si te ha gustado esta entrada, puede que también te interese…

Dolor crónico, ¿qué es y cómo podemos tratarlo?

Insomnio, ¿cómo podemos remediarlo sin medicación?

¿En manos de quién ponemos nuestra salud?

Fuentes:

Sanz J., García-vera M., (2017). Papeles del psicólogo / Psychologist papers. Vol. 38(3), pp. 177-184 (https://doi.org/10.23923/pap.psicol2017.2834)

No Comments

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

×

Hola!

Haga clic en la imagen de debajo si quiere enviarme un Whatsapp, o póngase en contacto conmigo por email en  hola@fisiodanielutrilla.com

×