fbpx
dolor ciática

Dolor ciática

nervio ciáticoEl dolor de ciática se produce por la inflamación, irritación o compresión del nervio ciático. El nervio ciático comienza en las raíces posteriores de las lumbares y termina en los dedos de los pies. Este nervio al ser comprimido puede provocar, dolor, disminución de fuerza, y pérdida de sensibilidad

¿QUÉ PUEDE CAUSAR EL DOLOR DE CIÁTICA?

Las principales causas de ciática son:

  • Hernia discal: Al producirse una hernia en el disco, el material discal comprime directamente sobre la raíz nerviosa. El dolor empieza en la espalda, y suele bajar por la cara posterior y lateral de la pierna hasta el pie.

 

  • Degeneración de un disco vertebral: Debido al desgaste de los disco de cartílago, el cuál se encuentran entre las vertebras, pudiendo disminuir los espacios por los que salen las raíces nerviosas, comprimiéndolas.

 

  • Espondilolistesis: Es una condición en la que una vértebra se mueve sobre otra, posicionándose fuera de una correcta posición, provocando inestabilidad y normalmente dolor.

 

  • Síndrome del piramidal: El nervio ciático pasa por músculo piramidal a nivel de la cadera. Debido a la anatomía de la persona, traumatismos, caídas, o sobrecarga muscular, este músculo puede atrapar al nervio, produciendo una falsa ciática o pseudociática. La pseudociática se  diferencia de la ciática en cuanto al recorrido del dolor, ya que la primera no suele pasar de la rodilla, y la segunda puede llegar hasta los dedos de los pies.

 

  • Estrechamiento del canal raquídeo: Es una patología generada por la disminución del canal por el que pasa la médula espinal, y de los agujeros por los que pasan las raíces nerviosas. Suele producir una pérdida de sensibilidad, adormecimiento y un dolor que baja  por la parte posterior del muslo hasta el pie. Las personas que padecen esta patología, suelen tener la necesidad de flexionar el tronco para disminuir el dolor.

 

  • Tumores o infecciones: Al darse cualquiera de estas dos problemas, el dolor de la extremidad inferior esta acompañado de una pérdida de peso, pérdida de fuerza, fiebre, dolor en reposo, y dolor nocturno. Esta es la causa menos frecuentes de todas.

 

CÓMO SE DIAGNOSTICA LA CIÁTICA

Lo primero que hay que hacer para tratar una ciática, es saber su origen. Para esto se deben aplicar pruebas funcionales como el test de Lasegue, y visuales como la radiografía o la resonancia magnética. Muchas de las ciáticas no necesitan un amplio estudio, ya que la mayoría desaparece con fármacos antiinflamatorios, reposo, o con un par de visitas al fisioterapeuta.

El objetivo de las pruebas de diagnóstico, es encontrar donde se produce la compresión del nervio. La compresión se puede producir en cualquier lugar de su recorrido, pero suele ser más común en: 

  1. recorrido nervio ciático A nivel de la médula: Suele aparecer debido a tumores, estrechamiento de canal o por una hernia de disco.
  2. Sobre la articulación facetaria: Las raíces nerviosas salen por los agujeros de conjunción de entre las articulaciones facetarias. Suele producirse por espondilolistesis, hernias discales, y por la degeneración del disco vertebral.
  3. A nivel del músculo piriforme: El nervio ciático pasa por debajo del músculo piriforme. Pero cuando este músculo se acorta y se contractura, o por la anatomía de la persona pasa a través del propio músculo piriforme (aproximadamente sucede en un 15% de la población), existe muchas posibilidades de que el nervio se comprima e irrite, generando el “síndrome del piriforme”. Suele aparecer tras traumatismos, o en deportistas que realicen actividades como correr, cambios de sentido o de soporte de peso de forma repetitiva. Otras causas que pueden producir sobrecarga:
    • Ejercicio en superficies duras o sobre tierra desigual.
    • El comenzar programa del ejercicio después de un período largo de descanso o inactividad.
    • Aumento intensidad o duración del ejercicio demasiado rápidamente.
    • Utilizar zapatos muy usados o mal adaptados.
    • Deportistas de “fín de semana” con un inadecuado ejercicio de calentamiento y estiramiento y por exceso de actividad.
    • Permanecer sentado durante largos períodos de tiempo. 
  4. A nivel de la cabeza del peroné.
  5. Detrás del hueco popliteo: El nervio ciático politeo interno. Se lesiona en luxaciones de rodilla, fracturas supracondileas de fémur, quistes popliteos, y fracturas tibiales.
  6. A nivel de la tibia: El nervio ciático popliteo externo (ramificación del nervio ciático) pasa por un arco fibroso que une el músculo peroneo largo y el soleo. Puede ser debido a traumatismos, posturas de compresión mantenidas, y por compresión del peroneo al activarse cuando se tuerce el tobillo.
  7. A nivel del pie: Debido a compresiones por inmovilizaciones de tobillo, uso de calzado alto o estrecho. También se puede atrapar detrás del maleolo medial, provocando el síndrome del túnel de tarso. Entre los metatarsos se puede producir la compresión del nervio normalmente por un neuroma de Mortón.

TRATAMIENTO DEL DOLOR DE CIÁTICA

El tratamiento para esta patología consiste en actuar sobre la zona que comprime al nervio ciático y disminuir la irritación del nervio. Se debe actuar sobre la zona, consiguiendo que se deje de comprimir el nervio, pero el tratamiento dependerá en gran medida de la estructura que produzca la lesión. Cuando el problema lo genera una hernia discal, dependiendo del grado se puede tratar con Fisioterapia o se necesita una intervención quirúrgica. En cambia cuando el problema se genera cuando el nervio pasa por el músculo piramidal, se puede arreglar con relajantes musculares, con técnicas manuales de inhibición o invasivas. Para tratar la irritación del nervio, se pueden utilizar técnicas de movilización neural o neurodinamia, con las que se recupera las propiedades del nervio y se reduce la inflamación.

Recomendaciones generales:

  • Hacer ejercicio aeróbico de manera habitual, para mantener un buen tono muscular. 
  • Tener en cuenta los signos de alarma, por ejemplo cuando el dolor no se modifica con medicación, o cuando el dolor se mantiene toda la noche.
  • Si es la primera vez que se presenta, es recomendable hacer reposo y tomar analgésico, unas 48 horas, a menos que el dolor sea muy alto, u observes algún signo de alerta.

Fuentes:  InfosalusAlonso Álvarez B. Neuropatías periféricas por atrapamiento. En Sánchez Blanco I et. Al. Manuel Sermef de Rehabilitación y Medicina Física. Madrid. Panameriana. 2006. Pp. 309-327.

7 Comments
  • Mery
    Posted at 06:37h, 28 enero Responder

    Hola!!! Gracias y enhorabuena por su página tan de ayuda.

    Mi caso es que un día, tras dormir sin darme cuenta con la pierna colgando, me desperté con el pie caído.

    Ya hace un mes y no he mejorado aunque voy a fisioterapia.

    Puede ser que con el tiempo recupere movilidad? Qué puedo hacer para mejorarme?

    Gracias de antemano, estoy muy asustada. Un abrazo.

    María.

    • Daniel Estacio Utrilla
      Posted at 18:14h, 28 enero Responder

      Buenas tardes Mery, gracias a ti por tu interés y por tu comentario!!
      Necesitaría más información para saber a qué te refieres exactamente con lo del pie caído, por ejemplo, si se trata de pérdida de sensibilidad, de movimiento, si es más un tema de dolor… Así cómo en el grado en el que te ha afectado, por ejemplo: si es de movilidad, si no puedes mover el pie de ninguna manera, o puedes moverlo con dificultades, etc.
      Envíame un email a d.estacioutrilla@hotmail.com, aportándome más datos sobre la lesión, así como el tratamiento que estás siguiendo, y así podré asesorarte mejor.
      Un abrazo,
      Daniel

  • mery
    Posted at 11:57h, 29 enero Responder

    Mil gracias 🙂

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

×

Hola!

Haga clic en la imagen de debajo si quiere enviarme un Whatsapp, o póngase en contacto conmigo por email en  hola@fisiodanielutrilla.com

×